Telemadrid contra la educación pública

Que risa. Cómo ha disfrutado la alegre muchachada de “El lado oscuro de Telemadrid” con la presunta noticia divulgada por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid sobre las supuestas respuestas de aspirantes a maestros de la escuela pública en la convocatoria de oposiciones de 2011. Una colección de absurdos sacados directamente de esas antologías del disparate que circulan por la red con la que los supervivientes del ERE de Telemadrid (colocados aquí a dedo sin pasar una oposición y acreditados amanuenses dispuestos a escribir cualquier cosa al dictado) deleitaron a los escasos espectadores del TeleNoticias de la todavía cadena pública madrileña.

Nadie en Telemadrid se ha parado a pensar la razón de por qué la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid lanza esta brutal campaña de difamación contra la escuela pública en plena campaña de matriculación.

Nadie en Telemadrid ha dicho que la única fuente de esa “noticia” es la Consejería de Educación. Nadie en Telemadrid ha explicado cuántos de los 14.000 opositores escribieron en el examen esas barbaridades.

Nadie en Telemadrid ha dicho que el número de plazas convocadas era de 489 y que el número de suspensos no se relaciona con que los aspirantes fueran muy torpes sino que sólo había plazas para una parte muy pequeña de los opositores.

Nadie ha informado en Telemadrid de que la Comunidad de Madrid ha reducido en 7000 el número de profesores en los últimos cuatro años, ni que ha recortado en 26 millones de euros las becas de libros y comedor mientras que se gasta una cantidad similar en desgravaciones fiscales a la escuela privada. Ni que sigue subvencionando a la escuela católica, incluidos los centros que separan al alumnado por sexo. Ni tampoco hemos visto den Telemadrid noticias de colegios públicos cerrados mientras se regala suelo público para colegios privados concertados.

Y claro, nadie en Telemadrid explica que el 100% de los profesores de la concertada y la privada están colocados a dedo sin pasar ninguna oposición que demuestre su capacidad para dar clase. Igualito que la inmensa mayoría de los supervivientes del ERE de Telemadrid.

Pero hay una lógica en esta permanente agresión a la escuela pública por parte de Telemadrid. Hasta que llegó Esperanza Aguirre, la televisión pública de Madrid colaboraba con la Universidad pública.
Los becarios eran seleccionados en función de sus notas por la Facultad de Ciencias de la Información y después pasaban un examen en Telemadrid. Pero la igualdad de oportunidades para el acceso a Telemadrid se quebró con Esperanza Aguirre.

Desde el año 2009 Radio Televisión Madrid colabora con la Universidad privada Francisco de Vitoria en la formación de profesionales de la comunicación a través de un Máster (en el que los alumnos – 7.000 euros por barba- son luego los futuros integrantes-integristas de la redacción de informativos ( supervivientes del ERE ) , y entre cuyos profesores han estado o están: Hermann Terstch, Marta Robles, María Pelayo, Ely del Valle, José Antonio Ovies, Santi Acosta, Rafael Barberá, Miguel Angel Benedicto, Curro Castillo, Tacho de la Calle, Javier Gálvez, Nacho García Mostazo, Isabel García Regadera, Vicente Gil-Lázaro, José Gilgado, Ricardo Harris, María López, Ana Samboal, Julio Somoano, Pilar Molla , Miguel Platón, Alfonso Sánchez y Miguel Ángel Moncholi, entre otros directivos y jefes de sección de Telemadrid y Onda Madrid.

Baste recordar que La Francisco de Vitoria (UFV) es una universidad de inspiración católica, administrada por los Legionarios de Cristo, una congregación católica romana de derecho pontificio fundada en 1941 en México por el sacerdote Marcial Maciel. En marzo de 2009,Benedicto XVI ordenó una investigación sobre el fundador de la congregación, que procreó varios hijos siendo sacerdote y que se enfrentó a acusaciones por abuso sexual a varios niños y seminaristas, incluyendo a sus propios hijos.
Y los que no vienen de la Francisco de la Francisco de Vitoria o colaboran con ella, proceden de otra Universidad privada como es el CEU. En este caso la Asociación Nacional Católica de propagandistas. Ya en junio de 2005 Telemadrid y el CEU firmaron un convenio de colaboración para desarrollar el “Master en TV: Informativos y Programas” estableciendo desde entonces una fluida colaboración bidireccional en forma de becarios vía máster, profesores de “el lado oscuro de Telemadrid” para los alumnos del CEU , la permanente presencia en Telemadrid de profesores del CEU como expertos o tertulianos o la emisión de disparates como la serie elaborada por el CEU sobre la Guerra Civil y que Telemadrid pagó religiosamente.

Se entenderá así mejor los motivos por los que una televisión pública como Telemadrid participa tan activamente en la campaña de desprestigio de la Escuela y la Universidad Pública y criminaliza a sus alumnos y profesores que se han atrevido a protestar contra los recortes del Gobierno del PP. Es el triunfo del Nacional Catolicismo pagado con el dinero de TODOS los madrileños.