Secuestrar Telemadrid no tiene precio ( porque lo pagan los madrileños )

El ERE del Ente Público Radio Televisión Madrid es ILEGAL e INJUSTO. La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid lo considera NO AJUSTADO A DERECHO y por tanto los 829 despidos son IMPROCEDENTES. Habrá que recordar a algunos analfabetos funcionales que significa esta palabra en el diccionario de la RAE:

1. De in  y procedente adj. No conforme a derecho.
2. Inadecuado, extemporáneo.

Es una victoria de los trabajadores de Telemadrid. De su lucha y de su dignidad. Por eso no es de recibo la irresponsabilidad del Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González y del Director General del Ente Público Radio Televisión Madrid José Antonio Sánchez, que celebran la sentencia como una victoria personal cuando el tribunal les condena a pagar por su incapacidad unos 100 millones de euros en indemnizaciones a los trabajadores injustamente despedidos.

No estarían tan contentos los responsables de esta barbaridad (Ignacio González, Salvador Victoria, Manuel Soriano, José Antonio Sánchez, Ángel Martín Vizcaino, Agustín de Grado y demás políticos del PP y directivos del EPRTVM) si tuvieran que vender sus áticos, sus chalets, sus flamantes todoterreno y sus lujosos coches oficiales para compensar a los despedidos.

Pero claro, esos 100 millones de euros los pondrán de su bolsillo los contribuyentes madrileños a costa de ¿la sanidad? ¿la educación? ¿del presupuesto de Radio Televisión Madrid que es mucho menor que esa cantidad?

Suma y sigue después de que los ciudadanos ya pagasen los burofaxes que envió la Dirección a los trabajadores para no tener que verles la cara cuando les despedían. O los más de 140.000 euros que costó el informe de Cuatrecasas-Deloitte ahora tumbado por la sentencia del ERE en el TSJM. O el 1.200.000 euros que ha pagado Telemadrid por cuatro meses de subcontrata con TSA, filial de Telefónica (la ex empresa de nuestro actual Director General y donde figura ahora como directivo ese mago de las finanzas llamado Rodrigo Rato), o el dinero (desconocido por nosotros) de los equipos ENG subcontratados a CBM, filial de Secuoya.

Todo porque alguien tiene que HACER EL TRABAJO QUE HACíAN LOS DESPEDIDOS. Sin olvidarnos de que los españoles también están pagando la prestación por desempleo de todos esos trabajadores del Ente Público Radio Televisión Madrid que Ignacio González se niega a readmitir.

Disparar con pólvora del rey es muy fácil. Y además hay muchos millones en juego para seguir haciendo negocios privados con los restos del naufragio de Telemadrid. Estamos hablamos del grupo Secuoya, que cuenta con el ex-secretario de Estado de Comunicación con Aznar, Miguel Ángel Rodríguez; de Vértice 360, que tiene al también ex-ministro de Aznar Josep Piqué y de Eurostar Mediagroupo que se ha reforzado con el apoyo “externo” de otros ex ministros del PP como son Angel Acebes, Eduardo Zaplana y José María Michavila.

Este es el precio a pagar (en bolsillo ajeno) por mantener secuestrado un medio de comunicación para dedicarlo al servicio exclusivo del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

La Parabólica nº 240

clip_image002

UN CANDADO POR CADA DESPEDIDO DE TELEMADRID. PODRÉIS QUITARLOS. PERO NUNCA BORRARÉIS NUESTRO RECUERDO NI NOS QUITARÉIS LAS GANAS DE SEGUIR LUCHANDO