¿Dónde están las imágenes de los abucheos a Aguirre?

 

Telemadrid, con motivo de la celebración de la “Noche de los Teatros”, envió un equipo de grabación compuesto por un operador de cámara y un ayudante de sonido a la calle Fuencarral de Madrid.

Las imágenes que grabaron nunca fueron emitidas.

A la mañana siguiente cuando la Forta (ente que agrupa las televisiones autonómicas), Cuatro y Telecinco se pusieron en contacto con esta cadena para solicitar las imágenes, el departamento de producción no las encontró. “Misteriosamente” habían desaparecido y nadie las había volcado en el servidor.


Hoy el periódico “Publico” menciona el malestar en la FORTA donde ya se han producido reclamaciones por la cobertura de Telemadrid y Canal 9 :


“Claro que nos hemos quejado, pero como en FORTA no hay como tal un director de contenidos, sino un mero coordinador de intercambios, poco podemos hacer. Pero no nos extraña ya nada de Telemadrid, nos ha pasado más veces: pedimos que nos envíen imágenes de temas que nos interesan de Madrid pero que ellos no han cubierto. Sólo nos queda aguantar, lamentaban ayer en Producción de Informativos de la catalana TV3.”


También el mismo periódico publica:


“Se vulnera el derecho a la información, se oculta qué ha pasado, se desperdician fuentes de ingresos. La dirección alegó que había problemas de audio, cuestionando la profesionalidad de los equipos, pero esa cinta no aparece (inquirían desde el comité de empresa)”.


“En la cúpula de Telemadrid señalaron que las imágenes están en la casa. No tenían la calidad técnica requerida y se estimó que no gozaban del suficiente interés informativo. Y no se vendieron porque no las habíamos emitido y por esa falta de calidad, apuntaron”.


Cualquier reportero gráfico sabe que el sonido ambiente es lo más sencillo de grabar en las noticias de los informativos. En SalvemosTelemadrid nos consta que esas imágenes tenían la calidad técnica requerida (y probablemente con creces). El equipo que las grabó es personal técnico de la casa, con muchos años de experiencia trabajando en esta misma cadena y demostrando cada semana su buen hacer.


No había ningún problema de audio, a no ser que los gritos y abucheos no sean del agrado de esta dirección de informativos. No hay más sordo que el que no quiere oír.


Estos nos recuerda lo sucedido el pasado año, cuando Telemadrid no emitió las protestas de los trabajadores del hospital público Ramón y Cajal

(ver enlace: “¡OJO!, LA PARTE DEL ABUCHEO NO SE PUEDE VENDER”).