La deuda de Telemadrid equivale a lo pagado a las empresas de Cerezo

deuda_acumuladaEl dinero público entregado por Telemadrid a empresas vinculadas a Enrique Cerezo es superior a la deuda generada en nuestro canal durante el mandato de Esperanza Aguirre.

Telemadrid y Caja Madrid adquirieron en 2007 por 300 millones de euros (230 para el Atlético) los derechos de transmisión del Atlético de Madrid y el Getafe para las temporadas 2009-2013,para lo que crearon la sociedad Madrid Deporte Audiovisual, S.A. La operación fue aprobada por el Consejo de Administración de Caja Madrid, con el voto en contra de los consejeros del PSOE, UGT y CCOO,que lo consideraron una inversión “ruinosa”.

La empresa Multipark Madrid gestiona desde el 1 de abril de 2008, fecha en la que cambia su objeto social, la comercialización de la publicidad de Telemadrid. Multipark está formada por Caja Madrid (30%) Telemadrid (35%) y Boomerang TV (propiedad de Enrique Cerezo, con otro 35%). Telemadrid ha aportado a ese conglomerado al menos seis millones de euros. Sin embargo, los ingresos de publicidad declarados por Multipark son bastante inferiores a los de televisiones de otras autonomías con una cuota de mercado similar o inferior a la nuestra: desde que Multipark gestiona nuestra publicidad, los ingresos se han reducido a la mitad, aportando en el ejercicio de 2011 tan solo 16 millones de euros (en el mismo periodo TV3 ingresó 85 millones de euros por el mismo concepto).

Desde que gobierna Esperanza Aguirre Enrique Cerezo también ha ingresado de las arcas de Telemadrid, en concepto de derechos cinematográficos, al menos 1.141.900€, según las cuentas que ofreció en la Asamblea de Madrid el propio Director General. Según informó El Confidencial Digital (22/4/2009), nuestro viejo conocido (y entonces director de RTVE) Jorge Sánchez Gallo había firmado también (antes de que le relevara en el puesto Ángel Martín Vizcaíno, actual subdirector de Telemadrid) dos contratos con los productores Enrique Cerezo y José Frade, por un paquete de películas valoradas entonces en 3.000 millones de pesetas. Según publicó El País (18/2/97) “altos cargos de TVE señalan que la compra de casi 700 películas a Enrique Cerezo por más de 3.000 millones de pesetas “ha causado indignación” en el sector del cine ya que “no se cumplieron normas internas” en su contratación y que el precio es exageradamente alto dada la calidad de las cintas”.

Tanto Cerezo como Frade lograron que Ignacio González les adjudicara 13 licencias de TDT en la Comunidad. El Director General de Telemadrid, José Antonio Sánchez, justificó esas compras en sede parlamentaria explicando que la empresa distribuidora de Cerezo, Video Mercury Films (radicada en Pozuelo) poseía los derechos del 80% del cine español. Sin embargo, y a pesar de que fuentes de la propia compañía reducen esa cifra al 70%, la realidad es bastante distinta: el catálogo de Video Mercury está compuesto por 6.000 películas: de ellas, 2.000 son italianas; 1.254 pertenecen al viejo archivo de la RKO (que cesó su producción en 1957) y otras 1.000 son producciones norteamericanas de bajo presupuesto.

Si hacemos la resta quedarían apenas 1.500 películas españolas, la mayoría subproductos como las colecciones de Marisol, Joselito, Lola Flores y Carmen Sevilla. Esas cifras no constituyen ni de lejos “el 80% del cine español”, siendo utilizadas en su mayoría para nutrir el programa de cine de José Luis Garci, socio de Cerezo y uno de los mayores supporters del Atlético de Madrid.

Precisamente el film Sangre de Mayo, dirigido por Garci y que tiene el dudoso honor de ser una de las tres películas más caras del cine español, fue encargado por Esperanza Aguirre, para conmemorar el bicentenario del Dos de Mayo. La totalidad del presupuesto, quince millones de euros, fue aportada en su integridad por Telemadrid. Sin embargo, en los créditos de la película figura en primer lugar como una producción de Nickel Odeon Dos S.A., empresa asociada a Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas en al menos cinco producciones televisivas o cinematográficas anteriores. Expertos del sector aseguran que el disparatado coste de la cinta no se ve reflejado en el aspecto de la producción.

 

 

Pero las conexiones entre Cerezo y González no acaban ahí: “Enrique Cerezo e Ignacio González son las dos caras de una misma moneda. Uno tenía el producto y el otro, la oferta. Como ya publicó Estrella Digital el pasado 29 de marzo, la Comunidad de Madrid, a través de la empresa pública Promomadrid, alcanzó un acuerdo con EGEDA Producciones, empresa presidida por Cerezo, y con CEIM (Confederación Empresarialde Madrid-CEOE, cuya adjunta a la presidencia es Lourdes Cavero, mujer de Ignacio González) para la colaboración entre el sector audiovisual madrileño y el de EEUU” . (EGEDA fue multada en marzo por medio millónde euros por abuso de tarifas de derechos).

Además, “la Comisaría General de Policía Judicial (CGPJ) ve indicios de blanqueo de capitales en la compra del ático de 495 metros cuadrados en la urbanización marbellí de Guadalmina del que disfruta el vicepresidente de Madrid, Ignacio González. El dúplex, situado un piso por encima del de Carmen Franco Polo, se vendió, según aseguró a este periódico la comercial de la urbanización, en 1,1 millones de euros. En las notas elaboradas por los agentes se apuntaba que el piso procede, presumiblemente, del pago de una comisión por la venta a bajo precio a Martinsa de unos terrenos municipales en el municipio madrileño popular de Arganda del Rey (se enajenaron por 70 millones de euros cuando una tasación municipal fijó el precio justo en 100 millones).

El Banco de España no conoce la cantidad invertida por la sociedad Coast Investors, que controla el testaferro profesional californiano Rudy Valner (tesorero de Enrique Cerezo en su oficina de Los Ángeles), y que los agentes que han rastreado la operación cuantifican en «más de un millón de euros». El sindicato mayoritario de la Policía señala que de la operación «se desprende que pudieran haberse producido hechos delictivos, tanto por el origen del dinero como por la clara ocultación de la verdadera identidad del auténtico propietario, así como por la ocultación total ante los organismos que deben regular el movimiento de capitales en el territorio nacional» (El Mundo, 19 y 20/6/12).

Hay que recordar que Cerezo, que fue condenado junto a Jesús Gil y su hijo por un delito de apropiación indebida, también ha conseguido de la administración popular para el equipo que preside la compra de los terrenos del Calderón, la cesión del estadio público de La Peineta y la Ciudad Deportiva del Atlético, colindante a los terrenos ofrecidos para EuroVegas.

(UGT La Parabólica 210)