Jamonjamonjamonja…

 

En el programa Doble Página de Telemadrid trataron la noticia de las declaraciones de Sor María (imputada por el “robo de bebés”) de tal manera que en ningún momento, durante los 14 minutos que duró, se pronunció la palabra monja, ni la palabra sor, ni la palabra religiosa. La llamaron imputada, persona, esta mujer, señora, señora mayor… pero ni los presentadores, ni el experto de la policía invitado, se atrevieron a utilizar nunca ninguna palabra que la identificara como lo que es: una monja.

La patética censura se apoyó también en la imagen. En los 14 minutos de noticia la señora mayor sólo sale 14 segundos al principio, eso sí disfrazada de monja. Pero esos catorce segundos y los que se vieron en otros medios han valido para que otra persona afectada identificara a la señora mayor disfrazada de monja como una de las responsables de esos robos.

Para más vergüenza, en los informativos de la casa, el órgano oficial de propaganda de la señora Aguirre y su corte, sí llamaron a la señora, persona, imputada, mujer,…por su nombre: monja, religiosa y sor. Alguien dijo que el término correcto hubiera sido señorita en vez de señora, aunque otro dijo que las religiosas se casan con Dios. Patéticos.

(Sección sindical CGT Telemadrid)