Todos a una

Madrid vive una explosión de manifestaciones: más de 200 colectivos de lo más variado preparan una respuesta conjunta para la huelga del 14-N. “Estamos unidos porque nadie se salva del recorte”.

El click suena al bajar la manivela. Papel, plástico, prensado. Otro click. Se tardan 15 segundos en hacer una chapa. Pablo Díaz, de 38 años, trabaja de forma mecánica sin perder de vista el teléfono. Su mujer ha salido de cuentas. Gala está a punto de nacer. Papel, plástico, prensado. Click. Otra mirada inconsciente al móvil. Mientras piensa en el futuro de su hija, produce pequeños eslóganes. Centenares de consignas para colgar en la solapa. Ha llegado el momento de protestar todos juntos.

Alrededor de la máquina naranja y de Pablo Díaz, convertido en operario automático, el frenesí. En el local de la CGT de Telemadrid, en el Paseo del Príncipe, una veintena de personas ultiman detalles para el evento ConCierto Sentido Público, que se celebró ayer. Han sumado a plataformas por la sanidad y la educación públicas, contra la privatización del Canal de Isabel II o los transportes. Actúan gratis una veintena de artistas en la carpa del recinto ferial de Rivas Vaciamadrid. El resto (alquileres, equipos, seguridad…) se paga con parte de los 100.000 euros obtenidos tras ganar una sentencia a Telemadrid por vulneración del derecho a huelga en 2009. La cadena emitió programas enlatados y publicidad.

El próximo objetivo es preparar la huelga del 14-N. El mismo miércoles, mientras ellos debatan, el Gobierno regional ofrecerá los primeros detalles del presupuesto regional de 2013, con un recorte previsto de 2.500 millones sobre 17.000.

Leer artículo completo en elpais.com