Telemadrid prefiere mandar el sueldo a casa que dar trabajo a los readmitidos por sentencia judicial

estrella_telemadrid

La dirección de Telemadrid está dispuesta a mandar el sueldo a sus casas  a los trabajadores readmitidos por orden judicial antes que darles trabajo en la cadena. Sueldos pagados con dinero público. Pero para los directivos del Ente Público Radio Televisión Madrid parece que es muy fácil disparar con “pólvora del rey”.

Lo dejó muy claro el nuevo director general del EPRTVM, Ángel Martín Vizcaíno, en su primera comparecencia ante la comisión de control de la Asamblea de Madrid:

“A aquellas personas acerca de las que hay sentencias que dictan que tienen que volver pero no hay organización de cámaras, de realizadores, etcétera, porque ya no hacemos eso -les guste a ustedes o no, eso ya es otra cosa-, ya no hay esa organización empresarial, como hemos recurrido las sentencias y la ley nos lo permite, mientras se sustancia ese recurso, nosotros, obviamente, les abonamos rigurosamente las nóminas, pero están en su casa “.

Y según los cálculos de la dirección de Telemadrid pueden llegar a ser unos sesenta trabajadores los que se encuentren en esa situación. Así lo reconoció también el señor Vizcaíno y han provisionado los fondos necesarios para cubrir esa contingencia.

Pero nada de volver a trabajar en Telemadrid. A los despedidos no los quieren ver ni en pintura (salvo a una periodista y una administrativa a las que no les ha quedado más remedio que volver a darlas trabajo porque, según sus argumentos, sí siguen  existiendo esas categorías en el EPRTVM).

De hecho la dirección del EPRTVM está recurriendo a las instancias judiciales superiores todas las sentencias de readmisión que van saliendo de los juzgados de lo social. Otra vez tirando de la pólvora del rey y pagando recursos y abogados privados con dinero público.

Y nos resulta muy curioso que diga el señor Vizcaíno que en Telemadrid ya no se necesitan cámaras, realizadores, productores o técnicos de postproducción. Que nosotros sepamos Telemadrid sigue siendo una televisión. No se ha trasformado en una fábrica de tornillos.

Otra cosa es que el señor Vizcaíno llama “Reestructuración”  para “dar a Telemadrid una estructura más propia de 2014 que de 1980, ¡porque todo cambia!”,  a sustituir a los trabajadores despedidos en el ERE sentenciado como NO AJUSTADO A DERECHO, que estaban sujetos a convenio colectivo y habían ganado su puesto de trabajo por oposición o convocatoria pública, por otros trabajadores subcontratados a empresas privadas externas.

Eso sí, el nuevo director general (antes diez años como subdirector general) nos dice que está:

“encantado del diálogo, de verdad; del diálogo, de la negociación y de la información. Estoy a su entera disposición, pero una cosa es dialogar y otra cosa es llegar a acuerdos que no correspondan con lo que cada cual plantea. Eso es distinto.”

Los hechos sin embargo, dejan muy claro que es lo que el señor Vizcaíno, y por extensión el Partido Popular,  entienden por diálogo y negociación.