En Telemadrid la corrupción y el despilfarro es cosa de izquierdas

La “operación púnica” obligó este lunes a Telemadrid a hacer equilibrios y  malabares para minimizar el impacto de la detención del número 2 del PP de Esperanza Aguirre (Francisco Granados), el presidente de la Diputación de León (también del PP),  el gerente de la empresa de informática de la Comunidad de Madrid (organismo dependiente del Consejero del PP Salvador Victoria), cuatro alcaldes madrileños (del PP), un buen número de empresarios (relacionados con cargos del PP ) y … un alcalde socialista, el de Parla, heredero allí del líder socialista Tomás Gómez, que dio al equipo de informativos de Agustín de Grado una oportunidad para  desviar la atención y las salpicaduras de corrupción hacia el PSOE.

telemadrid_operacion-_punica

Y si surrealista fueron los informativos del lunes con su elaborada técnica del “para corruptos los de izquierdas”, el reportaje sobre el “despilfarro de dinero público” elaborado por el denominado “follonero de derechas”, el ex Intereconomía Cake Minuesa, puso la guinda a este despropósito informativo en la todavía televisión pública madrileña.

Así el “Ciudadano Cake” nos planteó un recorrido por la Comunidad de Madrid “donde el despilfarro ha adquirido categoría de monumental” y “donde ha sido posible durante años expoliar y dilapidar a manos llenas el dinero publico de todos los ciudadanos”.

¿Se refería el señor Minuesa quizás al faraónico Madrid PPopular de Alberto Ruíz Gallardón? ¿A la Gurteliana Boadilla PPopular? ¿A lo mejor hablaba de la Telemadrid PPopular de los ruinosos contratos del fútbol con el señor Cerezo amigo del presidente madrileño Ignacio González?

Pues no señor. Hablamos de la insoportable herencia recibida del PSOE de Enrique Cascallana en Alcorcón (desaguisado que ahora intenta “arreglar” claro el alcalde del PP, David Pérez, casado con una colaboradora del famoso alcalde Gürtel de Boadilla alias “el albondiguilla” y firmante como representante del PP en el Consejo de Administración de Telemadrid de los despidos de nuestro ERE).

david_perez_telemadrid

Hablamos de San Fernando de Henares:

“donde hace 6 años Izquierda Unida y su alcalde Julio Setién expropiaron sus casas y negocios a más de 200 familias para reformar la plaza del ayuntamiento a condición de devolverles una casa reformada y reubicarles gratis mientras duraba la reforma”. Y por supuesto, hablamos de Parla “una ciudad de 125.000 habitantes con un flamante tranvía que ha costado más 360 millones de euros y que ha dejado una deuda de casi 3000 euros por habitante. Uno de cada tres euros de los presupuestos va destinado a pagar el tranvía ¿Necesitaba Parla, un tranvía? ¿Lo necesitaba pagando 300 millones más de sobrecoste? ¿Qué tiene que decir el PSOE?” .

Está claro. En Telemadrid el despilfarro y el saqueo es cosa de la izquierda. Bueno, disimulamos un poco sacando también un Ayuntamiento del PP (uno sólo que no hay que abusar): Navalcarnero. Aunque en este caso, al alcalde Baltasar Santos  su partido,  el PP, le  da ya por amortizado por su colección de líos judiciales. Tanto es así que leemos en el digital “Política Local” que  “según fuentes de Telemadrid el permiso para incluir a este municipio en el programa de Ciudadano Cake  viene del mismísimo Gobierno regional.”

El remate lo pone en el programa el economista ultraliberal Juan Ramón Rallo (que nunca desprecia cobrar dinero público de las televisiones públicas para criticar todo lo público). Su análisis no puede ser más … bueno, dejemos a l lector que ponga el calificativo que quiera. Según Rallo “TODOS los políticos han despilfarrado el dinero de los contribuyentes”. Y en ese TODOS, ya que estamos en Telemadrid, no podía faltar Zapatero, claro, cuyo Plan E es presentado como el culpable del gran derroche.

zapatero_telemadrid

¿Y todo este les merece la pena a los directivos de Telemadrid? Pues si juzgamos por los resultados del programa parece que no. La audiencia de Ciudano Cake se quedó en un 3,5% (por debajo de la media de cadena) con apenas 93.000 espectadores en pleno prime time. Por cierto, el coste de este programa de producción 100% externa, sigue siendo desconocido por el Comité de Empresa. Pero eso queridos lectores, no debe ser considerado “despilfarro” .