Trabajadores despedidos de Telemadrid recurren la adjudicación a Telefónica de los servicios externalizados

registro_entrada

Nota de prensa de la AGTPM:

La Asociación de Afectados por la Gestión de la Televisión Pública Madrileña (AGTPM), ha presentado un recurso especial de nulidad ante el Tribunal de Contratación de Madrid contra la adjudicación por la Dirección de Telemadrid a la empresa TBS, filial de Telefónica (multinacional de la que es directivo en excedencia el actual director general de Telemadrid José Antonio Sánchez), para la producción y realización de la señal de la cadena.

La AGTPM, formada por unos 200 trabajadores del Ente Público Radio Televisión Madrid despedidos hace un año por un ERE, se presentó el pasado mes de julio al concurso público convocado por la Dirección de Telemadrid, junto a TBS y CBM (filial del Grupo Secuoya en el que es directivo Miguel Ángel Rodríguez, ex portavoz del Gobierno de José María Aznar, y que desempeña desde la ejecución del ERE en Telemadrid el servicio de cámaras ENG).

TBS, lleva prestando el servicio de producción y realización de la señal de Telemadrid desde el pasado 16 de enero. Apenas cuatro días después de la ejecución a la carrera y por burofax de más de 790 despidos dentro del ERE (que llegaron a un total de 829 cuando se completó el despido colectivo el pasado 30 de abril). Y desde entonces Telemadrid ha pagado más de 2.700.000 euros del dinero de todos los madrileños por los servicios prestados por TBS.

Para “arreglar” estas contrataciones “a dedo” según los sindicatos de Telemadrid, la dirección de la empresa sacó a concurso público el servicio en julio del año pasado. Y fueron los antiguos trabajadores de Telemadrid quienes presentaron la oferta más barata, 160.000 euros mensuales. La mitad de lo presupuestado por TBS a la que finalmente se adjudicó el servicio por 304.525 euros mensuales más IVA. Sin embargo la dirección de Telemadrid no entró siquiera a valorar el proyecto de la AGTPM alegando defectos formales y no cumplir los requisitos.

Dicha licitación eludió los requisitos de publicidad e igualdad que rigen los procedimientos de contratación con la Administración Pública, escudándose en la supuesta naturaleza mercantil de las sociedades sociedades que componen el ente publico. Desde la Asociación de Afectados por la Gestión de la Televisión Pública Madrileña entendemos que los directivos del Ente Público y de Televisión Autonomía de Madrid S.A están realizando una huida premeditada del Derecho Administrativo, para de esta forma, evitar el control público de los gastos y los propios requisitos de contratación que establece la Ley de Contratos del Sector Público.

Requisitos que garantizan la transparencia en la adjudicación y el gasto de los entes que componen el sector público, así como la publicidad que garantiza la libre concurrencia y la igualdad de oportunidades a la hora de contratar con la Administración.

En la AGTPM entienden que la publicidad y la transparencia son fundamentales siempre y más en el caso de Telemadrid, dado que el verdadero fin del objeto de la licitación, era el de cubrir los servicios que prestaban los trabajadores de plantilla despedidos por Telemadrid en el Expediente de Regulación de Empleo del pasado año.

Por tanto, y más allá de lo que manifiesta la propia empresa, tanto Televisión Autonomía de Madrid S.A. Como Radio Autonomía S.A. son entidades pertenecientes al sector público y a su vez tienen la consideración de poder adjudicador y por tanto, se encuentran sometidos a lo establecido en la Ley de Contratos del Sector Público. Pero al no haberse cumplido con estos requisitos de publicidad en el proceso de licitación, la AGTPM reclama la nulidad de la adjudicación del servicio a TBS.

Asociación de Afectados por la Gestión de la Televisión Pública Madrileña (AGTPM)