El saqueo de Telemadrid llega a la Asamblea de Madrid

Intervención del presidente del Comité de Empresa de Telemadrid en la Asamblea de Madrid (sesión de la Comisión de Estudio sobre la auditoría del endeudamiento y la gestión pública)

Muchas gracias Sra. Presidenta.

Buenos días señorías. Quiero empezar agradeciendo al Grupo Parlamentario Podemos Comunidad de Madrid y a sus portavoces el Sr. Gutiérrez y el Sr. Martínez Abarca su solicitud de comparecencia en esta comisión.

De igual forma agradezco a los grupos políticos aquí representados, y a los miembros de la mesa, el haber hecho posible nuestra comparecencia.

Hemos sido invitados al objeto de informar sobre gestiones y políticas presuntamente despilfarradoras del patrimonio en el EPRTVM durante las últimas legislaturas, y en este sentido, los trabajadores tenemos mucho que decir, como quedará acreditado.

Esta comparecencia es de gran importancia para EPRTVM, también lo es para nosotros. Si bien muchos de los datos que hoy daremos aquí han sido denunciados públicamente, consideramos fundamental, dejar constancia en el diario de sesiones de la Asamblea de Madrid de lo que ha ocurrido en nuestra empresa, y sigue ocurriendo casi un año después de las elecciones autonómicas.

La gran cantidad de información que hemos recabado y la escasez de tiempo de esta comparecencia nos obliga a elegir lo más significativo de lo ocurrido en nuestra empresa. Sabemos que habrá más oportunidades para tratar el tema de Telemadrid con más detalle.

Aportaremos a sus señorías la información de la que disponemos para que la Asamblea de Madrid, y los madrileños, puedan conocer el entramado de amiguismo y despilfarro montado en Radio Televisión Madrid por unos directivos sumisos a los mandatos que les encomendaron los responsables políticos de esta Comunidad.

Las víctimas directas de esta pésima gestión hemos sido 861 trabajadores despedidos por “presuntas razones económicas”. Y los gestores responsables, son los mismos que hacían y hacen bandera de la austeridad en la gestión del gasto público, mientras facilitan negocios privados al entorno político-mediático del gobierno madrileño a costa de las arcas públicas de Radio Televisión Madrid.

Hoy no vamos a valorar lo aparecido recientemente en prensa como salarios escandalosos, gastos de consejeros, tarjetas visa, cobros de dietas, viajes, restaurantes… Tampoco hablaremos del ingente gasto que ha supuesto, y sigue suponiendo, la política de acoso judicial a los trabajadores despedidos, a los que la justicia de forma reiterada ha dado la razón. Ni siquiera del catálogo cinematográfico del señor Enrique Cerezo.

Hoy, hablaremos de contrataciones de programas, compras de derechos de fútbol, financiación de películas, inversiones tecnológicas e innumerables colaboraciones a precios desorbitados, con pésimos resultados de audiencia.

Todo esto provocó un escenario perfecto que permitió, por una parte, obtener el apoyo mediático de toda una inmensa red clientelar que defendía y apoyaba a Esperanza Aguirre (incluso en contra de miembros de su propio partido) y por otra, presentar lo ocurrido en nuestra empresa como prueba irrefutable para justificar su cierre, privatización o desmantelamiento y por supuesto el despido de 861 trabajadores inocentes.

A pesar de lo cual, todavía en la actualidad algunos responsables políticos utilizan los mismos argumentos que utilizaban en el pasado dirigentes de la talla política del señor Ignacio González, Salvador Victoria o Francisco Granados en referencia a la radiotelevisión pública madrileña:

“Antes que en Telemadrid gastaremos el dinero público en escuelas y quirófanos”.

Esa argumentación es falsa y demagógica y así lo denunciamos en su momento, pero ahora toda la sociedad madrileña sabrá en qué gastaban el dinero público los responsables de Telemadrid.

No es objeto de nuestra comparecencia, presentarnos como acusación particular de ningún hecho presuntamente delictivo. Nuestro objetivo, es poner a su disposición toda la información con la que contamos con el fin de que sean ustedes quienes la estudien, saquen sus conclusiones y valoren las posibles responsabilidades que puedan extraerse de la misma.

Con Esperanza Aguirre al frente del Gobierno Regional se produce el nombramiento como Director General de Manuel Soriano, su jefe de comunicación. A partir de ese momento, comienza el desembarco en Telemadrid y Onda Madrid de un sinfín de personas y empresas que, acompañadas de malas prácticas empresariales, en poco tiempo provocaron el saqueo, desmantelamiento y el descrédito de lo que hasta entonces representaba la Radiotelevisión Pública de Madrid.

Duplicaron el número de directivos, inflaron el organigrama y aumentaron los cargos de confianza con salarios más que bochornosos. A día de hoy la gran mayoría de ellos se mantienen en sus puestos.

También se buscó sitio a un grupo de periodistas con vínculos familiares y políticos con el Partido Popular: hijos e hijas, esposas, hermanos, sobrinos de altos cargos del Partido Popular y asesores de diferentes gabinetes de comunicación del Partido Popular.

Por último, se contrató a personas de diferentes ámbitos, elegidas por sus relaciones de amistad con la entonces presidenta, Esperanza Aguirre o con otros importantes cargos del Partido Popular.
Estas personas vendían formatos de programas nada novedosos a través de empresas de su propiedad a Telemadrid, con unos presupuestos que superaba en mucho el coste de mercado. Un derroche de recursos que contrasta con la situación económica de la empresa y que sirvió, y sirve, para justificar el despido de 861 trabajadoras y trabajadores.

Es importante para entender lo ocurrido, señalar el cambio legislativo que se produjo en el año 2005 en el Ente Público que aumentaba el techo de gasto del Director General, sin necesidad de la aprobación por el Consejo de Administración, de 150.000€ a 600.000€.

Los datos que ofrecemos a continuación no solo están basados en informaciones publicadas en medios de comunicación, no desmentidas, sino que además también se basan en otra documentación a la que hemos podido tener acceso.

Ayer el Director General en su comparecencia en la Comisión de Control del EPRTVM, afeaba declaraciones públicas de los Sres. Jose Manuel López e Ignacio Aguado y, les pedía analizar las cosas con rigor, con conocimiento y con datos objetivos, pues bien, conozcamos algunos de esos datos objetivos:

Fernando Sánchez Dragó
Facturación productora Dragó: 2.800.000 €

El modelo de Radiotelevisión Pública que nosotros defendemos debe contar en su programación con contenidos culturales, pero no al precio que pagaron los gestores de Telemadrid al Sr. Fernando Sánchez Drago por su programa de literatura “Noches Blancas”.

373 programas de 55 minutos, con una audiencia media del 3,2% y coste total de 2.260.000 €.

Además, Telemadrid contrató con su productora otro programa: “Dragolandia” (4 programas a 107.000 €, total 428.000 €).

Por si esto fuera poco, durante los años 2007 y 2008, el Sr. Dragó fue presentador del “Diario de la noche”, por lo que facturó 160.000 €.

Lo facturado por la productora de Sánchez Dragó a Telemadrid asciende a un total de 2.857.000 € .

Ernesto Sáenz de Buruaga
Facturación Buruaga: 971.500 €
Facturación total New Atlantis: 8.600.000 €

Veamos otro caso como el del Sr. Ernesto Sáenz de Buruaga

¿Una televisión pública debe contar en su parrilla con un programa de actualidad política?

Por supuesto que sí. Pero no al precio que pagaba Telemadrid por “Madrid Opina”.

Cada programa de “Madrid Opina” que realizaba New Atlantis costaba 45.000€ aproximadamente, sin contar los medios técnicos que los ponía Telemadrid. Cuando en el año 2010 se realizó íntegramente con medios internos de Telemadrid el coste rondaba los 13.000€, es decir, una tercera parte de lo que facturaba la productora externa.

El señor Ernesto Sáenz de Buruaga recibía por cada programa de Madrid Opina 4500€, es decir al mes facturaba 18.000€.

El total de lo facturado por el Sr Buruaga asciende a 971.500€.

El total facturado por la productora New Atlantis asciende a 8.600.000€

Hermann Tertsch

Otro caso similar es el del Sr. Hermann Tertsch, colaborador habitual desde el 2008 hasta el día de hoy, y de quien calculamos, que ha podido facturar alrededor de 1.005.000 € a Telemadrid por sus participación en programas como “Diario de la noche”, “Alto y claro” y “KM 0”. Lo que un empleado medio de Telemadrid no ganaría en 40 años de carrera profesional.

Por cada intervención de 2´ aproximados en el “Diario de la Noche” ha cobrado 500€ durante 5 años.

Por cada colaboración en “Alto y Claro” cobraba 300€.

Por cada colaboración en “KM0” cobraba 680€

Como dato significativo hay que señalar que, además, Telemadrid abonó la asistencia jurídica del Sr Tertsch en un asunto personal por un coste de 30.000 €

Melchor Miralles
Facturación: 2.841.000 €

Otro afortunado fue el Sr. Melchor Miralles, director de El Mundo Televisión. En poco más de 2 años esta productora facturó a Telemadrid por documentales y otras colaboraciones 2.841.000 € aprox.

Documentales dirigidos a crear opinión política, sosteniendo diferentes teorías conspirativas en contra del Gobierno de la Nación y defendiendo la versión oficial del Gobierno Regional de Esperanza Aguirre, como ejemplo de los temas tratados: Atentado 11M, agresión a José Bono, Caso del Doctor Montes y la Educación en castellano en Cataluña.

Todos estos documentales se realizaban con imágenes pertenecientes al archivo documental de Telemadrid.

Otra colaboración de Melchor Miralles, fue el programa de actualidad política “Con voz y voto” que costaba 42.000 € aprox., a pesar de que, los medios técnicos los aportaba Telemadrid.

Es importante prestar atención a un hecho muy relevante, que se repite en diversas ocasiones, como es el caso de la coproducción del largometraje el GAL, donde Telemadrid participó con aprox. 364.000 €.

La Comisión Delegada autorizaba el gasto de este dinero en base a supuestos ultra-optimistas (algo que se repetirá de forma habitual) para posteriormente justificar las pérdidas, culpando a terceros.

Aparte del dispendio, estas colaboraciones conllevaron el desembarco en Telemadrid de un número importante colaboradores del diario “El Mundo” como: Isabel San Sebastián, Salvador Sostres, Manuel Cerdán, Alfonso Rojo, etc.

José Luis Garcí
Cine B/N 6.500 A 7.000 € x PGM
Facturación con película “Dos de Mayo”: 19.313.460,78 €
Facturación Cine B/N: 856.000 €

José Luis Garci fue otro gran beneficiado de la llegada de Esperanza Aguirre al Gobierno Regional. Telemadrid participó con él de forma muy activa en diferentes proyectos como la película “Sangre de Mayo” y la serie del “Dos de Mayo”.

El global del dinero aportado por Telemadrid a la película “Dos de Mayo” asciende a 17.057.460 €. Una gran inversión que se realiza a dedo, sin concurso público, y a pesar de contar con informes de la Dirección Económica que lo desaconsejaban. Si luego dispongo de tiempo, me extenderé en algún detalle interesante.

Además de su programa “Cine en blanco y negro”, emitido del 2009 al 2012; 129 programas de 1 hora de duración que costaron alrededor de 856.000€.

Un debate de cine a 7.000 € por programa de los cuales, según la prensa, solo 1.200 € eran supuestamente repartidos entre sus tres invitados.

Sus audiencias, dulcificadas por la película emitida previa al debate:

  • 2009 un 5,6%,
  • 2010 un 5,7%
  • 2011 un 3,9%.

Los últimos largometrajes de Garci, desde el año 2004:“Ninette”, “Luz de Domingo”, “Holmes, Madrid Suite”; han sido coproducidos por Telemadrid con una inversión total de 1.400.000€ aprox.

Cristina Tàrrega

De 2006 a 2009, Cristina Tárrega facturó a Telemadrid a través de su productora Tamarco, 765.000 € por presentar el programa “Territorio Comanche”, considerado de servicio público por la Dirección. Además, la productora del programa, Contenidos Audiovisuales EXTRA TV, facturó a Telemadrid 3.720.000 € en el mismo periodo de tiempo.

La audiencia media de “Territorio Comanche” fue tan solo de 36.000 espectadores aproximadamente.

Hoy Cristina Tárrega está de nuevo en la programación de Telemadrid con una audiencia media menor al 3%.
Señorías, todas estas cuestiones pueden generar un debate en torno a por qué estas empresas y profesionales, y no otros. Lo que está claro, y a buen seguro no generará debate alguno, es que la toma de decisiones de los gestores que les llevaron a trabajar en Telemadrid y Onda Madrid poco tenía que ver con la racionalización del gasto público.

Derechos del futbol

Señorías, con todos los respetos, les pido un plus de atención en el tema que explicaremos a continuación, los derechos audiovisuales del Atlético de Madrid y Getafe, tema ampliamente difundido por los medios.

Es conveniente, centrar el relato en cómo se gestó la adquisición de dichos derechos, sin olvidar la participación decisiva del gobierno regional pues una inversión de estas características no hubiera sido posible sin la implicación del mismo.

Gracias a la publicación de los conocidos como “Correos de Blesa” hemos podido saber que el gobierno regional tuvo una participación activa en la consecución de los acuerdos, a pesar de que como desvelaban los correos:

“Asumen que los números generan déficit, aunque poniendo hipótesis suficientemente optimistas se podría hacer un plan de negocio rentable”.

Los correos detallan las conversaciones entre miembros del gobierno, como Francisco Granados y Engracia Hidalgo, con representantes de Caja Madrid para promover la entrada de la caja como socia de Telemadrid en la compra de los derechos de televisión.

Con la aprobación política, Caja Madrid y Telemadrid constituyeron una sociedad, Madrid Deporte Audiovisual, MDA, con el propósito de adquirir los derechos televisivos para 5 temporadas de los equipos citados.

Telemadrid sería el socio mayoritario con 49%, Caja Madrid 47,5%, Atlético de Madrid 2,5% y Getafe 1%.

A pesar de que los correos dejan constancia del conocimiento de lo deficitaria de esta inversión, Caja Madrid elaboró un plan de negocio en el que se estimaba que se obtendrían beneficios en el 4º año.

Informe que Manuel Soriano utilizó para solicitar al Consejo de Administración del EPRTVM la aprobación para entrar en ese “negocio”. Desoyendo así, las recomendaciones que la Dirección Económica Financiera de Telemadrid hacía a la Dirección General y Subdirección General, en otro informe que desaconsejaba la inversión por basarse en proyecciones demasiado optimistas.

Cito textualmente:

“En mi opinión, las estimaciones de los ingresos que se obtendrán por la explotación de los derechos en la modalidad de pay-tv que resultan críticos para evaluar la viabilidad del proyecto, no están fundamentadas”

Dicho informe preveía pérdidas de 23 millones de euros como posteriormente, con la entrada en MDA en concurso de acreedores, quedaría acreditado con 24,4 millones de euros.

La operación queda cerrada por 306 millones de euros. Se adquieren los derechos de televisión de la liga para 5 temporadas (a partir de la temporada 2009/2010) y determinados derechos publicitarios para soportes como camisetas, gorras, estadio, sala de prensa…. desde la firma del contrato, a partir del 2007.

Telemadrid participa en MDA con el 49% de las acciones, lo que implica asumir una inversión cercana a 150 millones de euros. En este año 2007, el contrato programa asignado por la Asamblea de Madrid era de 79 millones de euros.

Otro dato muy importante es que, la Liga de Fútbol Profesional en el año 2002 había acordado, por unanimidad, limitar la capacidad de emitir partidos en función del número de equipos sobre los que se tienen derechos. Es decir, en el caso que nos ocupa, 2 partidos por temporada.

Estos datos están recogidos en un informe de la Comisión Nacional de la Competencia, que Telemadrid y Caja Madrid deberían conocer. También el Atlético y el Getafe, como asociados de la LFP cuando se adoptó el acuerdo, eran partícipes y conocedores del mismo.

Al comienzo de la temporada 2009/2010 sobre la que ya se tienen derechos, ante la evidente incapacidad de poder emitir partidos Telemadrid se ve obligada a negociar con Mediapro, poseedor de los derechos de mayoría de los equipos de la Liga.

Un informe de la asesoría jurídica fechado en 2009 advierte:

“…las negociaciones van a ser previsiblemente, muy complicadas y un acuerdo satisfactorio que cubra las expectativas de negocio de MDA parece muy poco probable”

Del contenido del acuerdo alcanzado se conoce muy poco. Telemadrid terminó ofreciendo un partido de Liga cada jornada, el mismo que emitía “La Sexta” el sábado, es decir, ni siquiera en exclusividad para la Comunidad de Madrid. El coste total del acuerdo alcanzado con Mediapro fue de 90 millones de euros por el total de las 5 temporadas.

Respecto a los derechos de publicidad adquiridos, se ha conocido que se pagaban 4 millones de euros anualmente, y al parecer, nunca fueron explotados para publicitar la marca de Telemadrid o MDA.

No cabe duda que una compañía que invierte por insertar su publicidad en determinados soportes, es porque a cambio recibe un retorno en forma de ventas, ingresos, audiencia, etc.. Por eso, resulta aún más llamativo que fuese la caída de ingresos por publicidad uno de los argumentos para justificar el ERE.

En enero de 2013, pocos días antes de ser despedidas 861 trabajadoras y trabajadores del EPRTVM, MDA entraba en concurso de acreedores. Recordemos los correos:

“… asumen que los números generan déficit”

Millones en derechos del fútbol, millones para el Sr. Buruaga y New Atlantis, más de 16 millones para el Sr. Garci, más de 3 millones y medio para el Sr. Sánchez Dragó, más de 1 millón para el Sr. Hermann Tertsch…

Ahí tienen señorías las verdaderas “razones económicas“ del ERE por el que despidieron a más de 850 trabajadores y trabajadoras de Radio Televisión Madrid.

Unas “razones económicas” justificadas según la sentencia del Tribunal Supremo por un descenso del 10% de la aportación económica de la Comunidad al EPRTVM, 8 millones de euros aproximadamente, menos por poner un ejemplo, que lo pagado a New Atlantis.

Por lo tanto, no estamos en esta situación como resultado de “factores exógenos”, como aquí ha manifestado el actual Director general, sino como consecuencia de una pésima gestión.

Los responsables de la gestión y de los despidos siguen todos en la Ciudad de la Imagen, bueno hoy afortunadamente son tres menos. Convendrán con nosotros señorías, que lo mínimo que se merecen los madrileños es una auditoría rigurosa y en profundidad de las cuentas del EPRTVM que permitan depurar responsabilidades, si así se considera necesario.

El domingo, dimitía de su cargo la Presidenta del Partido Popular de Madrid, la Sr. Esperanza Aguirre, también conocíamos que el Secretario General del PP de Madrid, el Sr. Ignacio González, había presentado su dimisión hacia un mes aproximadamente. Diferentes responsables del PP hacían referencia al daño que los escándalos políticos causan al conjunto de los ciudadanos, a todos por igual… pues no señorías.

No es igual el daño que hemos sufrido unos y otros. ¿Qué ocurre con aquellos ciudadanos y ciudadanas que además de padecer el despilfarro de las arcas públicas hemos tenido que pagar con nuestro puesto de trabajo, con nuestra profesión, con nuestro sustento, con nuestro medio de vida? Este, también es un daño que inexcusablemente ha de ser reparado.

Nosotros seguiremos esperando y deseando que se haga justicia con los 861 despedidos del Ente Público Radio Televisión Madrid víctimas directas de estos despropósitos.

Muchas gracias.

Video: sesión completa de la Comisión de Estudio sobre la auditoría del endeudamiento y la gestión pública de la Comunidad de Madrid