Retransmitir el Orgullo 2015 no cambia la realidad manipuladora y partidista de Telemadrid

orgullo_gay_2015

Alguien está intentando vender como un gran cambio en Telemadrid la retransmisión por primera vez en su historia del Orgullo LGTB de este año. Una decisión impuesta desde fuera de la dirección de la cadena, que no supone más que un simple maquillaje de la realidad del día a día de burda manipulación y zafio partidismo que sufrimos aquí desde 2004.

Obviamente celebramos que por fin, Telemadrid cumpla con una reivindicación histórica del colectivo LGTB, de la oposición en la Asamblea y de los sindicatos del Ente Público Radio Televisión Madrid. Pero esas ramas no nos deben impedir ver el bosque; al frente de la radio televisión pública madrileña siguen los mismos que están despilfarrando los recursos públicos y la credibilidad informativa desde hace más de una década.

¿Qué pensará don Agustín de Grado, director de informativos desde 2003, de esta orden de retransmitir el Orgullo 2015? Él que dirigía las tendenciosas piezas “informativas” del Orgullo de estos años de atrás en las que se destacaba sólo el ruido y la basura que ocasionaba la gran fiesta del colectivo LGTB. En las que se ninguneaba la relevancia de esta fiesta reivindicativa y se minimizaba la participación popular en la misma en contraposición de esas marchas “pro vida” o “en defensa de la familia” que según Telemadrid reunían “un millón de personas” y que el señor de Grado mimaba con esmero en su promoción y difusión por Telemadrid.

Y que nadie se engañe. No será Telemadrid la que retransmita el Orgullo 2015 sino las subcontratas externas con las que el EPRTVM ha sustituido a los despedidos en el infausto ERE de enero de 2013. Será una retransmisión externalizada. Encargada al programa ‘Aquí en Madrid’. Espacio diario presentado por Goyo González y María Gracia, de producción 100% externa de Boomerang. Empresa de nuestro viejo conocido Enrique Cerezo.

No sabemos cuánto cobrará Boomerang por la retransmisión del Orgullo, ni si se incluirá en el contrato actual o se facturará aparte. Lo que sí sabemos es que NO lo harán trabajadores de Telemadrid (a pesar de que hay más de treinta readmitidos por sentencia a los que la dirección se niega a darles trabajo). Esperemos que por una vez, la retransmisión supere un poco el paupérrimo nivel técnico que ofrecen hasta ahora las subcontratas con las que han sustituido a los profesionales despedidos.

Entre tanto ¡qué viva el Orgullo 2015! Pero que no te engañen. En Telemadrid no ha cambiado nada. De momento.