Entrevista a Marc de Haan (Director General de Télé Bruxelles)

julien.lecomte.over-blog.com |@BlogPhilo | Julien Lecomte:

Marc de Haan es Director General de la Televisión de Bruselas desde 2007. Anteriormente ha ejercido como periodista en diferentes medios de comunicación (Antenne Centre Télévision, Le Peuple, La Nouvelle, Gazette, La Province…)

Licenciado en filosofía moral, preocupado por cuestiones éticas y morales, presidió el Grupo Bruscheta en el que analizaba la función del servicio público en la prensa y es Vice Presidente del Consejo de deontología periodística.

La entrevista aborda, en primer lugar, el funcionamiento de una televisión pública, Télé Bruxelles, tanto a nivel editorial (como servicio público), así como sus dificultades (sobre todo en términos de competencia).

Por extensión trata de desafíos, limitaciones, y oportunidades relacionadas con el ejercicio del periodismo.

A la vista de lo ocurrido en Telemadrid se plantea, en particular, la cuestión de la sostenibilidad de los servicios públicos audiovisuales en un contexto de fuerte presión económica.

Como consecuencia de los cambios ¿Afectan a la razón de ser y a la eficacia del Consejo deontológico periodístico? ¿Cuál es su relevancia y poder frente a ciertas derivas inquietantes en el entorno profesional? Finalmente, Marc de Haan nos muestra brevemente su punto de vista en cuanto a la educación que tiende a desarrollar el espíritu crítico (especialmente en relación a los medios de comunicación) y la relación de los vínculos que ve entre la filosofía y su carrera.


He visto su interés, incluso su preocupación por la situación de Telemadrid. ¿Esto refleja una preocupación por la situación de los medios audiovisuales públicos? ¿Cuál es la conexión entre Telemadrid y Bruselas?

Vimos derrumbarse a Telemadrid a causa de problemas financieros internos. Hay abierto un debate sobre los errores de gestión, un rumbo equivocado habría sido tomado… Estoy demasiado alejado para poder juzgar realmente. Pero hay también, a través de esta crisis, todo un debate sobre el servicio audiovisual público. Este caso me interesa porque concierne a una televisión autonómica, pero también, a través de esto, planteó en realidad la cuestión de saber si los poderes públicos quieren todavía sostener servicios audiovisuales. Vemos que en Portugal han liquidado la televisión pública. Vemos que la de España está fuertemente debilitada.

Esto quiere decir que cuando hay una crisis financiera aguda, estas cadenas públicas que deberían, en principio, estar más seguras que las cadenas privadas, al contrario, son terriblemente afectadas y, a veces, cuestionadas por las propios poderes públicos. Esto no pasa aquí en Bélgica, afortunadamente, pero se cuestiona bastante a nivel general.

Hay un debate de fondo que a la vez extremadamente importante y muy peligroso para el servicio público audiovisual: es el debate lanzado por la Comisión Europea, como organismo regulador de la competencia, ésta examina lo que es el servicio público, pero plantea también la cuestión de saber si, cuando los poderes públicos financian a los servicios públicos, esta ayuda estatal crearía una competencia desleal con el sector privado.

Añadir una crisis financiera, una crisis de recursos (privados, de la publicidad, pero también, en segundo lugar, de recursos públicos) hace un cóctel bastante explosivo, que parece ser una amenaza para todos los medios audiovisuales públicos en Europa. Y en este sentido, para mí, el caso de Telemadrid es emblemático de lo que pasa en Europa. Es extremadamente brutal lo que llega de allí, no digo que eso vaya a traducirse con la misma brutalidad por doquier, pero es necesario estar atentos.

En la Televisión pública francesa hay un problema; debe reducir el número de empleados. Es necesario disminuir el número de empleados en la RTBF (Radio Televisión Belga Francófona). Los medios públicos holandeses también están en el punto de mira, con los recortes presupuestarios que demandan una reorganización. Hay, pues, una presión muy fuerte sobre los medios audiovisuales públicos. Debemos reflexionar sobre el significado que tiene, y luego mostrar el valor extraordinario del servicio público audiovisual, que complementa a los medios audiovisuales privados. No planteo un conflicto entre los medios audiovisuales públicos o privados, sino al contrario una aproximación complementaria.

Estoy un poco triste, porque tengo la impresión que no está demasiado lejos el debate, y que todo el mundo lucha desde su rincón, aunque deberíamos luchar todos juntos. Cuando digo “todos juntos” entiendo todos aquellos que están interesados en que la radiotelevisión pública perdure. Esto significa los diferentes medios de comunicación en los diferentes países, pero también dentro de los medios, tanto el personal como los directivos porque los intereses son comunes.

Artículo completo: Journalisme audiovisuel public, déontologie et émancipation : entretien avec Marc de Haan

Artículos relacionados:

Los despidos de Telemadrid ejemplo de recorte a la libertad de expresión en el Parlamento de la Comunidad Francesa de Bélgica

Et si #TeleMadrid était la première ligne de front de la bataille pour la télévision de service public en Europe?

TV publique de Madrid va licencier 925 pax par motifs idéologiques avec excuse de la crise