Los 925 de Telemadrid

925 es un escupitajo en la cara.

925 es un insulto a la inteligencia.

925 es un desastre sin paliativos.

925 es una burla.

925 es una venganza contra una plantilla comprometida.

925 es una agresión a la clase trabajadora.

925 es la liquidación de la radiotelevisión pública.

925 es un inmenso robo a los ciudadanos, con premeditación y alevosía.

925 es una cifra en la que te tienes que sentir concernido.

925 es el finiquito de un proyecto que en su momento fue muy querido por los madrileños.

925 es una pesadilla.

925 es la evidencia de que quieren echarnos a todos y quedarse ellos.

925 es la crónica de una muerte anunciada.

925 es una destrucción planificada de empleo.

925 es un número que le altera los nervios a cualquiera.

925 eres tú, y soy yo.

925 lo pronuncia alguien que sabe que tiene la vida solucionada.

925 será algo más que unas colas antes de los deportes.

925 es el momento de decir basta.

925 es una chispa para saltar.

925 es un momento para comprometerse.

925 es una palabra que precisa de una respuesta.

925 es una amenaza que aún no se ha solidificado.

925 es algo que no tiene que ocurrir.

Y 925 somos muchos para plantar cara.