“Que no privaticen tu sangre”. Encierro en el Centro de Transfusiones de Madrid

Los trabajadores del Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid se han encerrado como medida de protesta contra el Convenio firmado con la Cruz Roja por el que el gobierno regional deja en manos de esta organización la donación de sangre de los madrileños. Esta privatización supone el traspaso de más de 9 millones de euros públicos a Cruz Roja, que además recibirá los vehículos, material y equipo que hasta ahora eran del Centro de Transfusiones. Para los trabajadores esto supone ni más ni menos que la privatización de la solidaridad y la comercialización de algo tan sagrado como la propia sangre de las personas ( 67 euros por bolsa para Cruz Roja) . Además, esta medida podría costar también la pérdida de más de 130 puestos de trabajo.