Los elegidos del PP no temen al ERE de Telemadrid

El Consejo de Administración del Ente Público Radio Televisión Madrid aprobó este miércoles, en una sesión extraordinaria, el informe encargado a Deloitte-Cuatrecasas -y firmado por la cuñada de Ignacio González, Pilar Cavero- que presenta un Despido Colectivo para 925 trabajadores, dejando sin embargo en sus puestos a todos los directivos, jefes y enchufados a dedo de la redacción paralela y haciendo una limpieza ideológica del resto de la plantilla para terminar de convertir la cadena pública en un aparato de propaganda al servicio del Partido Popular. Más del 30% del actual gasto de personal corresponde precisamente a ese 10% que pretende quedarse.

LOS CULPABLES

Ángel Martín VizcaínoÁngel Martín Vizcaíno, subdirector de Telemadrid desde 2003 y funcionario del Ayuntamiento, fue director de Televisión Española con José María Aznar y director del gabinete de Ignacio González en la secretaría de Estado para Extranjería e Inmigración. Es íntimo del vicepresidente, el ejecutor de sus órdenes en la cadena y el autor intelectual de este exterminio planificado. Con José Antonio Sánchez cuestan a los madrileños la desproporcionada suma de 275.000 euros, y ha creado en la cadena pública madrileña una trama piramidal y clientelar a través de una tupida red de directivos y cargos de confianza, compuesta por familiares, amigos, miembros del PP y periodistas ligados a medios o gabinetes de ultraderecha. Todos se quedan en el nuevo modelo propuesto, que considera a la actual dirección “la inteligencia del negocio y la toma de decisiones”.

Vizcaino, valedor de los intereses de Enrique Cerezo en la cadena, es responsable directo del descrédito de Telemadrid debido a la manipulación informativa, de la debacle de las audiencias (del 17,1% de 2003 al 4,8% con que se ha cerrado noviembre), de aumentar espectacularmente la deuda (de los 76 millones con que se cerró 2002 a los 278 reconocidos en 2011), de la desproporcionada bajada (respecto a otras autonómicas) de ingresos publicitarios, de los injustificables contratos con productoras amigas, de la duplicación de cargos con sueldos millonarios para colegas y correligionarios o de la financiación del club presidido por Cerezo con 300 millones de euros de dinero público destinado a Telemadrid. Sin embargo, el informe le exculpa de cualquier responsabilidad sobre la deriva de la cadena.

Manuel Soriano NavarroEl Presidente de RTVM, Manuel Soriano Navarro, cobra 111.936 euros anuales. Tomó posesión como Director General de Telemadrid el 12 de diciembre de 2003. Su principal aval para dirigirla residía en su estrecha relación con Esperanza Aguirre, de la que fue jefe de comunicación tanto en su etapa de ministra de Educación como en la que fue presidenta del Senado. Durante su etapa como director fue acusado de un delito de acoso sexual por una secretaria, siendo archivado el caso tres años después por la juez María Tardón (exconcejal del PP y excolaboradora de Telemadrid). La audiencia media que Soriano se encontró cuando llegó fue del 17’1 por ciento. Cuando cedió la dirección a Isabel Linares en 2007, la audiencia media apenas superaba el 10 por ciento. A pesar de su fracaso de gestión, fue promocionado a la Presidencia del Consejo de Administración de la cadena. Se queda.

Mientras el sueldo medio de las 925 personas despedidas no llega a 1.500 euros, Deloitte considera razonable que en una empresa pública los directores jurídicos, económico financiero o de operaciones cobren cantidades superiores a los 100.000 euros, más que el Presidente del Gobierno o todos sus ministros.

En la delirante propuesta de estructura presentada también está presupuestado el director de Estudios y Estrategia, Ramón Pradera Leonardo, que tuvo diferentes cargos en Telefónica y Antena 3 TV cuando fueron tomados por Aznar y Villalonga y al que se le asigna un sueldo de 117.000 euros anuales, para “la asistencia en la preparación de informes”.

LA REDACCIÓN PARALELA

El estudio de Deloitte-Cuatrecasas subraya que la redacción de Informativos “constituye el núcleo editorial y del saber hacer de Telemadrid por su alto grado de aportación al servicio público” y así considera imprescindible que se sigan manteniendo “el control de las decisiones sobre los contenidos”, estableciendo “criterios orientativos para la redacción” y garantizando “que se cumple con la línea editorial, estrategia e imagen de la cadena”. Añade que “las tendencias actuales de comportamiento del consumo exigen unos informativos con un alto nivel de diferenciación en la edición, que personalice y refuerce los contenidos, con el fin de ofrecer un valor diferencial y un contenido atractivo a la audiencia”. El consultor considera así que hay que vertebrar la programación “con base a aquellos programas informativos que aportan un valor diferencial a los madrileños (dos Telenoticias y un Diario de la Noche) El mantenimiento de estos programas responde a su importancia para el cumplimiento del cometido de Telemadrid de mantener informado al ciudadano”.

Una línea informativa que sin embargo ha provocado en estos años la huida de la audiencia y el desprestigio de la cadena: como señaló en su día El País (2/5/2010), “quizás la explicación de este rechazo de los espectadores esté en la percepción que los madrileños tienen de su televisión autonómica. De cada 10 madrileños, siete opinan que se trata de una cadena partidista (el 68%, cuatro puntos más que hace un año), según la encuesta de Metroscopia. Incluso entre quienes votan al PP es la opinión más extendida: así lo considera el 57% de los encuestados”.

Agustin de GradoPermanecerá en su puesto, pues, Agustín de Grado Medrano, Director de Informativos desde 2004, que fuera antes subdirector del diario derechista La Razón y que aún es colaborador del periódico. Cobra 129.000 euros.

Y con él, toda la estructura creada para cantar las bondades del Gobierno de la Comunidad.

Jose Antonio Ovies AlvarezJosé Antonio Ovies Álvarez, Director Adjunto de Informativos, fue director del centro territorial de TVE en Asturias con el Gobierno de Aznar. Allí fue denunciado por dar falsas noticias sobre un supuesto asalto a sedes del PP y por emitir durante una huelga general imágenes grabadas el día anterior para dar sensación de normalidad y fracaso del paro. Ya en Telemadrid, ordenó que se sobreimpresionara otro logo de ETA para relacionar a la banda con los atentados del 11M y consiguió un expediente del Defensor del Menor por hacer graves aseveraciones sobre el uso de la píldora poscoital entre las niñas en horario de protección infantil. Su sueldo es de 81.346 euros.

El informe prevé dejar con ellos a sus seis jefes de sección: Pilar Molla, jefa de nacional desde 2007, que fue jefa de prensa de Jaume Matas; Ricardo Harris, jefe de sociedad, que también proviene de la IB3 de Matas. Miguel Ángel Benedicto, jefe de Internacional; Javier Gálvez, jefe de Economía; Juan Miguel Ramiro, jefe de Local, y Daniel Hidalgo, subdirector. Todos ellos han sido voceros y fieles ejecutores de las órdenes dictadas por la Comunidad. Su coste es de 563.000 euros. Y lo más curioso es que a estos jefes de sección se les hizo contrato de directivo el mismo día 5 de septiembre de 2007. Algo insólito en la historia de esta cadena en la que los jefes de sección eran redactores con un cargo temporal de responsabilidad.

LOS CARAS DE LA NOTICIA

El informe considera que “las caras que se sitúen al frente de los distintos programas informativos está muy ligada a la estrategia e imagen de marca establecida internamente, por lo que se estiman necesarios los actualmente presentes en Telemadrid”. Son sólo seis, pero le cuestan a la empresa 293.000 euros:

María Pelayo Muñoz (hija menor del dirigente franquista Tomás Pelayo, fue jefa de prensa del ministro de Justicia del PP José María Michavila, ahora socio de su marido en un bufete, y es la fundadora de la empresa de comunicación Wakaya, que utiliza los informativos de Telemadrid como escaparate para promocionar a sus clientes).

Vicente Gil Lázaro, Director de los Informativos del Fin de Semana, es hermano del diputado popular Ignacio Gil Lázaro.

María López fue promocionada a Subdirectora de Informativos cuando utilizó unas imágenes de Grecia para sostener que el movimiento 15M español era violento.

Ana Belén Martin Samboal, actual presentadora del Diario de la Noche, trabajó a las órdenes de Alfredo Timermans, jefe del Gabinete de José María Aznar en Moncloa. Fue una de las principales responsables de la comunicación del Partido Popular del 11 al 14M.

Laura Gómez Vega fue promocionada cuando se inventó un falso coladero de inmigrantes en el aeropuerto de Barajas.

Hermann Tertsch, el editorialista del informativo nocturno, ingresa en esta casa 140.000 euros al año.

FUERA DE CONVENIO

Los editores, coordinadores y responsables de informativos que prevé el informe son exactamente los 19 que tienen actualmente: entre ellos están Rafael Barberá (coordinador de sistemas informáticos sin ningún conocimiento en computación), Georgina Mellado (hija de Jesús María Mellado, exsecretario de Comunicación del PP en el Congreso y ahora contratada como coordinadora de fin de semana) o Luis Benedicto Tébar (director de Comunicación del Ayuntamiento de Arganda con el Partido Popular). El estudio prevé para ellos un gasto superior al millón de euros.

La redacción central que contemplan como interna “con base en la importancia estratégica de organizar, controlar y dirigir al equipo de periodistas que conforman este apartado” corresponde sospechosamente a restar de la misma a los periodistas que ingresaron en la casa antes de 2003, quedando únicamente aquellos que han contratado ellos a dedo: su coste es de dos millones y medio de euros. A 18 de estos redactores de confianza se les hizo contrato como “coordinador” fuera de convenio saltándose todo lo saltable para que pudieran seguir en Telemadrid. En su caso no ha existido ni acceso por banco de datos, ni pruebas de selección por mérito y ni capacidad, sino simple afinidad ideológica o predisposición para recibir órdenes sin rechistar. Ellos seguirán cobrando lo mismo.

Miguel Platón Carnicero, director de la web –a pesar de no tener ningún conocimiento de nuevas tecnologías- y antes de Onda Madrid, fue la mano derecha del falangista Jaime Campmany en la revista ultra Época y después director de la agencia EFE durante el Gobierno de Aznar. Allí fue denunciado por inventar noticias sobre el 11M o el asunto Sogecable. Su entonces esposa, Carmen Villodres García, y su hija María Montecelos Villodres, también han sido contratadas en Telemadrid. Platón ha ostentado en esta empresa los cargos de Director de Convergencia y Asesor del Presidente. Su sueldo conocido es de 112.533 euros.

En nuestra división de Internet seguirán trabajando Álvaro Santos (el servil community manager que hizo sin que nadie se lo pidiera un video agradeciendo la gestión de Esperanza Aguirre), Jesús Trillo-Figueroa (sobrino de Federico Trillo, nieto de procurador franquista e hijo de colaborador del periódico de extrema derecha La Gaceta) o Jesús Serrada, concejal del PP en Tres Cantos.

En la radio, nada se dice de prescindir de Miguel Pérez-Plá de Viu, exdirector de Onda Madrid, que fue la persona de confianza de Antonio Herrero en Antena 3 y la COPE y luego la de Antonio Jiménez (actualmente director de El gato al agua en Intereconomía) en Radio España y RNE durante el gobierno de Aznar. Ahora es Director de Nuevos Proyectos de Onda Madrid. Ni de Manuel Antonio Rico, otro exCOPE y RNE que cobra la friolera de 96.000 euros.

¿Y a quiénes nos echan? A todos los profesionales que levantamos esta cadena, y que primero fuimos silenciados, luego perseguidos y ahora liquidados por un poder político dispuesto a todo con tal de impedirnos ejercer nuestra actividad profesional.