El odio de Tertsch

 

Tertsch sobre Telemadrid:

“El hecho de mantener una plantilla repleta de bolcheviques en una Comunidad autónoma que vota en mayoría absoluta un proyecto liberal conservador no sólo es un absurdo, sino que es un peligro”.

Los Comités de empresas del EPRTVAM han pedido una rectificación al diario ABC que en caso de no producirse les hará acudir a los tribunales. Los Comités de empresa también han pedido a Isabel Linares, directora general de EPRTVAM, la misma rectificación ya que Tertsch acusó a los trabajadores de “sabotaje” la semana anterior.

 

CGT:

El comportamiento de este presentador sería patético y ridículo si no trabajara en una empresa pública. Quemada su credibilidad por la falta absoluta de responsabilidad, no le ha quedado otra que seguir con su imagen de mártir de la ultraderecha. Nos daría igual si estuviera trabajando exclusivamente para un medio privado, pero resulta que este señor cobra dinero público, dinero que le pagan todos los ciudadanos independientemente de la ideología que tengamos.

Los tres Comités de empresa del EPRTVAM hemos exigido a las direcciones generales, de informativos y de “Diario de la noche” la rectificación de los libelos vertidos por este señor la pasada semana.

articulo tertsch abcPor otra parte se ha enviado una carta al periódico ABC para que se rectifiquen los comentarios escritos en su columna donde reproduce el discurso íntegro con perlas anticonstitucionales de grueso calibre como la siguiente: “(…) el hecho de mantener una plantilla repleta de bolcheviques en una Comunidad autónoma que vota en mayoría absoluta un proyecto liberal conservador no sólo es un absurdo”, sino que “es un peligro” (Descargar artículo en pdf)

El odio que destila en cada uno de sus comentarios contra los que no piensan como él, incitando a la violencia de manera constante contra un supuesto enemigo inexistente sí que es muy peligroso. (Ver editorial completo, buscar “Las anomalías de España” programación del 29/04/10)
Este señor no cree en la democracia, y con tal de salvar su imagen y sus ingresos (pues su descrédito profesional ya es manifiesto incluso entre los suyos) es capaz de ir contra la constitución, contra los sindicatos, contra los trabajadores, contra los catalanes, contra los gobiernos y las instituciones. Pero en una empresa pública este comportamiento y estos mensajes no se pueden permitir. Esta persona tendría que estar fuera de nuestra empresa desde hace tiempo. En su irremediable caída arrastrará consigo a aquellos que lo defiendan y lo apoyen. Señor Hermann deje de cobrar del dinero público que todos apartamos y váyase. Es usted un peligro para la convivencia de la sociedad madrileña y española.

(La Hoja del Viernes 07/05/10)

 

UGT:

LA COCTELERA

 

Cualquier mamarracho es capaz de mezclar en una coctelera fútbol, política y derechos laborales. Se aliña con acusaciones, no demostradas, de delitos de sabotaje. Se agita. Se presenta en TDT a todos los madrileños y la bronca está servida.

En un segundo formato, el brebaje se sirve dos días después en un periódico de tirada nacional con algunos cambios en los ingredientes. Se añade que los ciudadanos que no pensamos como él, no tenemos derecho a optar a un puesto de trabajo en una empresa de la Comunidad de Madrid, puesto que es absurdo y peligroso.

Así lo vociferó el nochero en su garabato nocturno ¿Qué peligro le suponemos si estamos trabajando bajo los principios de publicidad y concurrencia que marca la ley? ¿Somos peligrosos porque no nos sometemos al pensamiento único que algunos pretenden imponer desde púlpitos y despachos?.

Este es el peligro que tenemos para la carcunda: el cumplimiento de la ley y la libre concurrencia al trabajo. Y por supuesto, somos peligrosos para aquellos que, utilizando la tribuna pública que les brinda trabajar en una cadena de televisión, calumnian e insultan de manera sistemática. Más nos vale que no dé un mal paso y le eche la culpa al cha-cha-cha. Por no hablar de los ingresos que le proporcionan los impuestos ciudadanos. Dinero público y privado, porque algunos, presumiendo de desparpajo, cobran dos veces por hacer lo mismo. O en el periódico o en la tele le pagan de más.

Eso debe ser, compañeros, pintar en oros.

PD: Desde la UGT agradecemos a la Directora General, Isabel Linares, que haya reconocido en sede parlamentaria que ningún trabajador de esta casa ha tenido nada que ver con el presunto “sabotaje” de la señal del Barça-Inter, pero le recordamos que debe dar la orden para la rectificación pública de quien lo dijo y que el plazo para hacerlo termina hoy.

(La Parabólica nº 113)

 

A Dª Isabel Linares Liébana, Directora General del Ente Público Radiotelevisión Madrid

Carta de Rectificación

En Pozuelo de Alarcón, a 4 de mayo de 2010

Sra. Directora:

En la edición del “Diario de la Noche”, programa de Telemadrid, cadena que usted dirige, correspondiente al jueves 29 del mes de abril (a partir de la medianoche del día 30, en concreto a las 00:41:39), se difunde, firmada por Hermann Tertsch, una información contraria a la verdad.

Así, ante los fallos de emisión originados durante la retransmisión de Telemadrid del partido de fútbol Barcelona-Inter de Milán del miércoles 28 de abril, el Sr. Tertsch afirma: “a algunos quizás les consuele que el sabotaje no haya venido desde dentro, como tan frecuentemente suele pasar”.

Ante esta información incierta, ya que jamás ha habido en esta empresa ningún “sabotaje desde dentro“, por medio de la presente venimos en rectificar expresa y formalmente la injuriosa información en los términos previstos en la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo y por tanto, la presente rectificación deberá ser publicada íntegramente, dentro de los tres días siguientes a su recepción, con relevancia semejante a aquélla en que se publicó la información que se rectifica, sin comentarios ni apostillas, conforme al artículo 3 de la Ley Orgánica citada.

En efecto, es del todo incierto y rigurosamente falso que haya habido “sabotajes”, ni frecuentemente ni aisladamente. Si los hubiera habido habrían sido ilegales según el ordenamiento jurídico. Así pues, reclamamos, como representantes de los trabajadores de esta empresa, el derecho a rectificar esa afirmación, que es inexacta, injuriosa y calumniosa. Su divulgación ha causado a la plantilla y a la imagen de la empresa un perjuicio evidente ante la opinión pública, porque nos acusa (“a los de dentro”) de la comisión de delitos de sabotaje.

En aplicación de la Ley Orgánica reguladora del derecho de rectificación, le rogamos, por consiguiente, se proceda a la difusión, a través de los mismos medios por los que se publicó (Editorial del Diario de la Noche y página Web de Telemadrid), de la presente rectificación en los términos siguientes:

El posible sabotaje, durante la emisión del partido de fútbol Barcelona- Inter de Milán, del pasado 28 de abril, no ha tenido nada que ver con el personal de Telemadrid. En Telemadrid no se ha producido jamás sabotaje alguno por parte de los trabajadores. “

Atentamente le saludan,

Comité de Empresa de Telemadrid, Comité de Empresa de Onda Madrid, Comité de Empresa del Ente Público RTVM

(Descargar en Pdf)

 

DIARIOABC

Att. Sr. D. Ángel Exposito Mora
Director de ABC
C/ Juan Ignacio Luca de Tena, nº 7
28027 MADRID

En Pozuelo de Alarcón, a 4 de mayo de 2010

Sr. Director:

En Ia edición en papel de ABC y en la digital de abc.es, que usted dirige, correspondiente al domingo 2 de mayo de 2010, se difunde,firmada por Herman Tertsch, una información contraria a la verdad y en la que acusa a la plantilla de Telemadrid de la comisión de un delito.

Así, ante los fallos de emisión originados durante la retransmisión de Telemadrid del partido de fútbol Barcelona-Inter de Milán del miércoles 28 de abril, el Sr. Tertsch afirma: “Al mismo tiempo, Telemadrid, la única televisión pública que presenta cara a los abusos y mentiras de nuestro Gobierno, era castigada con un sabotaje para impedir la retransmisión para los madrileños del partido del Inter con el Barcelona. Vuelvo a preguntar: ¿Quién ha sido? y vuelvo a responderme que no lo sé. Ha podido ser cualquier emisora de televisión de la capital. ¿Quiénes desprecian tanto a sus compatriotas y rezuman tanto odio como para una agresión de este tipo que no les reporta otro beneficio que el daño al odiado? Algunos tenemos nuestras sospechas. Quizás a algunos consuele que el sabotaje no haya venido desde dentro de este ente como tan frecuentemente suele pasar. Porque el hecho de mantener una plantilla repleta de bolcheviques en una Comunidad autónoma que vota en mayoría absoluta un proyecto liberal conservador no sólo es un absurdo. Es un peligro,”.

Ante esa afirmación incierta, ya que jamás ha habido en esta empresa ningún “sabotaje desde dentro”, por medio de la presente venimos en rectificar expresa y formalmente la calumniosa información en los términos previstos en la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo y, por lo tanto, la presente rectificación deberá ser publicada íntegramente, dentro de los tres días siguientes a su
recepción, con relevancia semejante a aquélla en que se publicó la información que se rectifica, sin comentarios ni apostillas, conforme al artículo 3 de la Ley Orgánica citada.

En efecto, por una parte afirma el Sr. Tertsch falsamente que la plantilla de Telemadrid y de todo el Ente Público RTVM está “repleta de bolcheviques”, algo que no puede acreditar el articulista, ya que la libertad de pensamiento es el reducto más íntimo del individuo, y difícilmente el Sr. Tertsch tiene posibilidad alguna de conocer la ideología de los empleados del Ente Público Radio Televisión Madrid, en el que están incluidos los que trabajan en Telemadrid y en Onda Madrid.

Los trabajadores de Telemadrid, Onda Madrid y del Ente Público Radio Televisión Madrid, como todos los ciudadanos españoles, nos acogemos al derecho, expresamente reconocido en el apartado 2 del art. 16 de la Constitución Española, a no ser obligados a declarar sobre la propia ideología, religión o creencia, derecho que hay que entender referido tanto frente a los poderes públicos como frente a terceros particulares.

Además, el artículo publicado en ABC por el señor Tertsch es rigurosamente falso y absolutamente calumnioso cuando afirma que ha habido “sabotajes” “desde dentro de este ente” ya que nunca se han producido sabotajes, ni frecuentemente ni aisladamente. Si los hubiera habido habrían sido ilegales según el ordenamiento jurídico. Así pues, reclamamos, como representantes de los trabajadores de estas empresas, el derecho a que se rectifique esa afirmación, que es inexacta, injuriosa y calumniosa. Su divulgación ha causado a la plantilla y a la imagen de la empresa un perjuicio evidente ante la opinión pública, porque nos acusa de delitos de sabotaje que incluso pueden llegar a hacer peligrar nuestros puestos de trabajo.

En aplicación de la Ley Orgánica reguladora del derecho de rectificación, le rogamos, por consiguiente, que proceda “a la publicación, tanto en su medio escrito como en su edición digital, de la presente en los términos siguientes:

“El presunto sabotaje, durante la emisión del partido de fútbol Barcelona- Inter de Milán, del pasado 28 de abril, no ha tenido nada que ver con el personal del Ente Público Radio Televisión Madrid. En estas empresas jamás se ha producido sabotaje alguno por parte de sus trabajadores.

Tampoco existe base documental o prueba alguna que se pueda extraer de la actividad profesional diaria de los trabajadores del ENTE PUBLICO RADIO TELEVISION MADRID como para pronunciarse sobre su ideología y menos aún considerar a los trabajadores un peligro si no coinciden ideológicamente con el partido político más votado en la Comunidad de Madrid.”

Atentamente le saludan,

Comité de Empresa de Telemadrid, Comité de Empresa de Onda Madrid, Comité de Empresa del Ente Público RTVM

(Descargar en Pdf)