El circo de Telemadrid

Esta dirección está convirtiendo Telemadrid en el hazmerreír nacional. Como un circo de varias pistas se suceden los números de nuestros mejores clowns.

Por un lado aparece Ovies con un par de cestas populares hablando de las medias dietas de otros.

Por otro, Hermann lastimero y patético en la cama de un hospital en su papel de víctima de su libertad de expresión (¿le habrán fichado para Muchachada Nui?).

Más allá la comedora de pistachos Valenzuela golpea con saña a un muñeco de pimpampum sindical.

Buruaga, el clown triste, llena su número de otros viejos clowns con chistes tópicos repetidos una y otra vez por la derecha de siempre.

El guionista De Grado se ríe de sus torpes y delirantes ocurrencias (¿será suya la autoría del número del hospital?).

Linares la jefa de pistas pasea por Nueva york con su ayudante Ausin buscando renovar su vestuario circense y procurando que lo que hacen en la pista de informativos no les salpique.

La empresaria Aguirre encantada con los esperpénticos derroteros de la nueva programación circense e incluso participando activamente en los guiones y en algún número. Y mientras las butacas del circo cada vez más vacías.

 

LOS SERVICIOS PRESTADOS

Cristóbal Montoro dijo la semana pasada, en los pasillos del Congreso, que a todos los trabajadores del Partido Popular se les había regalado una caja con productos navideños por los servicios prestados.

Aquí en nuestra empresa vimos una torre de cajas de navidad que ponía “Populares” para entregar a Tertsch, Ovies, Buruga, Ely del Valle, etc… Son dos hechos objetivos.

(CGT La Hoja de Viernes 16/12/09)