Los dolorosos aniversarios del 11M

Los aniversarios de los atentados del 11M son una fecha dolorosa para los ex trabajadores de Telemadrid. En primer lugar por la horrible matanza terrorista que dejó a toda la sociedad sumida en un mal sueño. Pero también por comprobar como había medios de comunicación dispuestos a manipular la tragedia con tal de conseguir ventajas políticas. Los que manipularon consigueron favores e incluso un puesto de trabajo en la cadena. Los que se opusieron han acabado despedidos en un ERE cuya denominación de económico es otra burla manipulación.

Era difícil para un redactor de a pie darse cuenta de lo que estaba sucediendo. Las informaciones procedentes de la oficina de prensa de Moncloa y los teletipos de la agencia EFE indicaban que la autoría de los atentados del 11M de 2004 correspondían a ETA. No supimos hasta que empezamos a leer informaciones procedentes del extranjero o los comentarios de las todavía incipientes redes sociales, que las cosas no eran como nos las estaban contando. Había una intencionalidad política. Si había sido ETA el PP podría ganar las inminentes elecciones generales. Si habían sido los islamistas las podrían perder dado su apoyo a la guerra de Irak.

Telemadrid estuvo ahí y muchas veces encabezando ese doloroso retorcimiento de los hechos. No era la primera vez que veíamos manipular a los directivos que fueron nombrados con la llegada al poder de Esperanza Aguirre. Pero en este caso la manipulación parecía venir de fuera de la tele. Hasta entonces habíamos tratado de combatir esos “errores” con el diálogo y algunas veces incluso creíamos que estaban justificados por la inexperiencia de los nuevos jefes. No podíamos imaginar que no era sólo torpeza.

Pero la emisión en 2005 de un reportaje sobre los atentados llamado “Cuatro días que cambiaron España” nos terminó de despertar del sueño para meternos de lleno en una pesadilla. Las mentiras de ese reportaje movilizaron a la mayoría de los redactores que formaron un Consejo Provisional de Redacción. Ese órgano nunca reconocido por la dirección de Telemadrid emitió un comunicado en el que entre otras muchas cosas denunciaba que un subdirector de informativos había ordenado crear un anagrama de ETA e insertarlo de forma subliminal sobre la manifestación contra el atentado.

Esa denuncia del reportaje fue detonante de que la mayor parte de los redactores de Telemadrid dejaran de firmar y que junto a sindicatos y resto de trabajadores se elevara al Parlamento de Europa nuestra denuncia. Desde entonces, los redactores de Telemadrid no consintieron nunca más que hubiera manipulación sin denuncia en los boletines y páginas web de los sindicatos y el Consejo Provisional de Telemadrid. Ese organismo acabó asfixiado cuando muchos periodistas fueron apartados de la redacción a tareas menos relevantes y en su lugar fueron contratados otros que estaban dispuestos a escribir al dictado a cambio de un contrato. Pero mientras tanto había surgido Salvemostelemadrid que los agrupaba a todos y archivó la memoria de la denuncia.

La manipulación no se acabó por ello. Al contrario, fue a más. Los reportajes sobre los atentados se sucedieron en el tiempo. Sobre uno de ellos, el director general de Telemadrid envió una nota diciendo a Esperanza Aguirre que había quedado muy bien “ideológicamente”. Otro de ellos propició una condena del Supremo por difamación. La dirección llegó a contratar y pagar a un falso periodista sin trayectoria conocida para realizar una serie en la que se empeñaba en demostrar que los atentados eran obra de una especie de trama entre islamistas, ETA, dirigentes policiales y PSOE.

Y no sólo era eso. Como lo que decía no era del agrado de la dirección de Telemadrid y por lo tanto de Esperanza Aguirre, Pilar Manjón, la presidenta de la principal asociación de víctimas del 11M fue vetada en los espacios informativos y muchas veces insultada. Por el contrario, varios de los que habían posibilitado la manipulación inicial sobre los atentados, encontraron buen cobijo laboral en Telemadrid. Entre ellos Ana Samboal, una de las responsables de comunicación en la Moncloa de Aznar, desde donde se afirmaba rotundamente que los autores de los atentados habían sido de ETA,  que ahora edita y presenta un informativo. También Miguel Platón Carnicero, director de la agencia EFE de aquella época, que acabó siendo responsable de la web de Telemadrid pese a sus nulos conocimientos sobre internet. El subdirector que colocó el anagrama de ETA también fue ascendido a Director Adjunto. Se llama José Antonio Ovies.

¿Qué ha ocurrido mientras tanto con los redactores que desde entonces se negaron las informaciones en Telemadrid o el resto de los profesionales que mediante sus aportaciones a Salvemostelemadrid combatieron la manipulación y el despilfarro en la cadena? Ustedes ya lo saben. Todos han sido despedidos.

Para saber más:

En Holanda se hacen eco de la manipulación informativa (2004)

salvemostelemadrid.es: Informe Consejo Provisional de Redacción

youtube.com: Anagrama de ETA insertado sobre manifestación 11M

cadenaser.com: Trabajadores Telemadrid piden perdón por reportaje

salvemostelemadrid.es youtube.com: Vídeo de la Denuncia por manipulación ante Parlamento europeo

cadenaser.com: Nota a Espernaza Aguirre sobre reportaje

elmundo.es: Condena del Supremo a Telemadrid por reportaje

youtube.com: Reportaje Las sombras del 11M

salvemostelemadrid.es: Pilar Manjón vetada

prnoticias.com: El comité de empresa de EFE denuncia a Platón por manipulación