O no se entera o no se quiere enterar: El director general de Telemadrid vive “la vie en rose”

El director general de Telemadrid, José Antonio Sánchez (que tendrá que testificar el próximo 15 de julio ante el juez imputado por cinco delitos muy graves compareció feliz como una lombriz ante la comisión de control de la Asamblea de Madrid. Todo es de color de rosa para Sánchez (después de una limpieza general con 861 buenos profesionales despedidos y un ERE sentenciado como NO AJUSTADO A DERECHO).

Según él pese a tener “un 46% menos de presupuesto para este ejercicio”, la cadena ha logrado superar los objetivos de audiencia previstos. Nuestro director general presumió de qué en este mes de abril la cadena ha gastado un 66% menos que en abril de 2012, y en cuanto a las audiencias, destacó que han logrado “superar los objetivos de audiencia previstos para esta etapa”, que era el 4%. Además, siguiendo con las cifras, Sánchez dijo que cada punto de audiencia en abril de 2012 costaba 1,6 millones de euros a los contribuyentes madrileños, mientras que ahora esa cantidad ha bajado hasta los 850.000 euros. Conclusión del Director General: “el coste de audiencia en Telemadrid se ha reducido casi un 50%”.

Habrá que recordar a Sánchez que en realidad, el presupuesto de este año es de 71 millones de euros del contrato programa y 15 millones previstos por publicidad y otros ingresos comerciales. Es decir, una reducción del 34% (y no un 46% como presume el director general). Y sobre la audiencia, es increíble que Sánchez tire cohetes por tener una media de 40.000 espectadores y un 4% de share (este martes por ejemplo fue incluso menor, con 31.000 espectadores y un 3,2% de share). El señor Sánchez parece olvidar que la audiencia de Telemadrid es menos de la mitad que la de la FORTA, que tiene un 8,9% de share.

Claro que con una programación basada únicamente en informativos (probablemente los más manipulados y partidistas de España) reposiciones de añejos “Madrid desde el Aire” y “Madrileños por el Mundo”, dibujos animados y películas (a mogollón, como en un gigantesco videoclub) no sólo es complicado ganar audiencia sino que sobre todo SE ESTÁ INCUMPLIENDO LA OBLIGACIÓN DE SERVICIO PÚBLICO que recoge la vigente Ley de Creación del Ente Público Radio Televisión Madrid.

Se ve que dejar todo en manos de subcontratas no da para más. Por mucho que presuma Sánchez ni se hace mejor ahora (con fallos técnicos un día sí y otro también), ni sale más barato. La filial de la empresa de donde Sánchez es directivo en excedencia, Telefónica, se lleva más de 300.000 euros todos los meses. Además de los, mínimo, 45.000 euros mensuales por las cámaras ENG de CBM (el Grupo Secuoya de Miguel Ángel Rodríguez) más el resto de contratas. Entre ellas la de nuestro admirado Hermann Tertsch, de nombre Regueros 11, de la que desconocemos oficialmente cuánto factura a Telemadrid.

Por cierto que José Antonio Sánchez se dio mus cuando el portavoz socialista, Miguel Aguado, le preguntó por las relaciones entre Ignacio González y Enrique Cerezo a través de Telemadrid. Ni Multipark “ha obtenido un euro de beneficio por la publicidad de Telemadrid”, ni las películas de Cerezo que emite Telemadrid son muchas, ni sabe nada del asunto Madrid Deporte Audiovisual. Eso según José Antonio Sánchez, “se aprobó en el Consejo de Administración”. Y él entonces, no estaba en Telemadrid.

Sección Sindical UGT-Telemadrid