La Comunidad de Madrid utiliza la policía para intentar silenciar a los despedidos de Telemadrid

El pasado jueves 21 el Gobierno de la Comunidad de Madrid en un nueva muestra de abuso de poder y de un ataque de rabia impropio de quien gobierna esta comunidad, dio orden a un grupo de policías nacionales encubiertos (secretas) y adscritos a la Comunidad de Madrid para que retuvieran e identificaran a los trabajadores del EPRTVM que nos habíamos manifestado en la Puerta del Sol. Retuvieron a varios compañeros de CGT, CCOO y UGT en distintos lugares de la Puerta del Sol, metro y aledaños, incluso bastante tiempo después de finalizar la concentración.

Según nos informó la propia policía esta medida, coactiva y represiva contra los trabajadores del EPRTVM, se sustentaba en que “presuntamente” se había insultado gravemente a la autoridad. Ahora resulta que decir la verdad, defender tus derechos, tu puesto de trabajo y a tu familia es insultar a la autoridad.

Lo que es un insulto es presentar un programa electoral, fraudulento, con el único fin de ganar las elecciones.

Lo que es un insulto es hablar de recortes, bajar salarios, indemnizaciones, desempleo, subsidios, etc., mientras que ustedes mantienen todas sus prebendas.

Lo que es un insulto es que unos señores y en un partido que está acusado de corrupto no dimita nadie y de lecciones de democracia y transparencia.

Lo que es un insulto es que el Gobierno del Sr. González no solucione el paro en la Comunidad de Madrid.

Lo que es un insulto es el desmantelamiento de la sanidad y educación pública madrileña en pro de enriquecer a empresas privadas con dinero público.

Lo que es un insulto es abandonar a mayores y dependientes a su suerte.

Lo que es un insulto es despedir de manera ilegal a 829 trabajadores en el EPRTVM y mantener los puestos de todos los acólitos al PP.

Lo que es un insulto es enviar a varios grupos de policías encubiertos a una manifestación legalmente convocada y autorizada por la Delegación del Gobierno, sin que hubiera habido disturbio o alteración de orden público alguno, con el único fin de coaccionar y reprimir a trabajadores que se manifiestan con la única intención de querer recuperar su puesto de trabajo.

Esta actitud del gobierno del PP en la Comunidad de Madrid no hace más que reiterar el talante autoritario que impera en nuestra comunidad. Este hecho es un atentado contra la libertad de expresión recogida en nuestra Constitución. Los trabajadores del EPRTVM como ciudadanos que forman parte de una sociedad democrática, seguiremos expresando nuestra opinión libremente y no nos dejaremos amedrentar. Sr. González este nuevo ataque suyo nos hace más fuertes, nos hace saber que usted no estaba preparado para una lucha de larga duración, nosotros sí. Nos vemos el próximo jueves.

Sección sindical CGT Telemadrid

Artículo relacionado: Señor González, los trabajadores de Telemadrid no somos delincuentes