Miguel Álvarez-Peralta: la Comunidad de Madrid como epicentro de la corrupción. Subtrama mediática

democracia-pilxelada

infolibre.es | Miguel Álvarez-Peralta:

(…) Trataba yo de escribir en estos días sobre la parte de esa trama que extiende la podredumbre al propio sistema de medios de comunicación: la subtrama mediática. Pero la incesante aparición de nuevos hilos impedía una y otra vez cerrar la pieza. Hemos abierto y cerrado cada jornada con nuevas filtraciones del entorno de Ignacio González, a quien la plataforma Salvemos Telemadrid lleva una década denunciando por diferentes cuestiones como el ático de Estepona, el Canal de Isabel II y otras, pero principalmente por arruinar la televisión pública madrileña en la época de Esperanza Aguirre.

Mamandurrias y panfletos: el secuestro de los medios públicos

El presidente de Telemadrid durante aquella operación fue José Antonio Álvarez Sánchez, hoy presidente de RTVE. En ambos casos fue nombrado en solitario por el Partido Popular. En paralelo a la ejecución de un ERE ilegal, según denuncian los despedidos, fue creando una redacción paralela con periodistas elegidos a dedo. Hoy los periodistas de RTVE denuncian eso mismo en su redacción, y el propio José Antonio lo reconoce. (…)

TVE y otras televisiones públicas controladas por el PP como las de Madrid, Valencia y Castilla-La Mancha, externalizaron partidas multimillonarias como la digitalización del fondo documental, la hípica o las loterías, hacia empresas filiales del Grupo Vértice 360 (Acicala, Videoreport, Videac, etc.), en el que participan tanto el marido como el sobrino político de Cospedal, ambos apellidados López del Hierro. Ah, claro. El círculo se cierra. Quizá por eso “López del Hierro” figura como financiador ilegal en los papeles de Bárcenas, como también figura José Luis Moreno, cuya productora recibió también cuantiosas externalizaciones de la misma RTVE, por ejemplo las galas de Fin de Año y algunas otras. Más piezas para el puzle. ¿Libremercado mediático autorregulado? ¿La audiencia manda? Bueno, no tanto. Antes se subcontrató también con las empresas de Pedrojota, Dragó, Buruaga, Garci, Tárrega, Miralles, Cerezo y tantos buenos amigos, que luego podían competir dopados de fondos públicos en el sector de la comunicación y la opinión pública. Hegemonía cultural, creo que lo llaman. Más y más piezas van encajando en este gran puzle desde hace años, llenando huecos, concretando rostros, confirmando nuestras peores suposiciones. (…)

Comunidad de Madrid, epicentro de la corrupción

(…) Es en la Comunidad de Madrid donde encontramos un mayor número de hilos de los que tirar. Varios conducen a Enrique Cerezo, investigado por cohecho y blanqueo de capitales en el Caso Ático junto a González (al que ya sólo se le ocurría “pegar dos tiros al juez”). Cerezo es el mayor poseedor individual de derechos fílmicos del mundo. Los rentabiliza a través de sus sociedades Video Mercury, vendiendo paquetes enormes (redoble de tambor) a RTVE, sí y también a Telemadrid (tacháán). El recién dimitido consejero de La Razón, Edmundo Sobrino, lo era también de otra de las empresas de Cerezo, Teledifusión Madrid, dueña de Torrespaña y encargada de distribuir la señal de televisión en Madrid. También lo era de una de las filiales del Canal de Isabel II. ¿Quizá por eso el Canal vertía un millón de euros al año en el diario liberal a través de un convenio opaco? ¿Quizá por eso Cerezo fue el mayor adjudicatario de licencias locales de televisión en Madrid de manos de Esperanza Aguirre? Seguimos encajando piezas del puzle, aunque empieza a ser aburrido. (…)

Leer artículo completo en infolibre.es