La nueva ley de Telemadrid no es fruto del consenso ni del diálogo

PP Y Ciudadanos impusieron su mayoría en la Asamblea de Madrid y aprobaron la creación de una nueva Telemadrid, que deja de ser Ente Público para convertirse en una sociedad anónima, que el Gobierno de la Comunidad podrá externalizar e incluso privatizar sin control parlamentario.

A partir de ahora, un Consejo de Administración, elegido por dos tercios de votos a propuesta de organizaciones profesionales y el propio Parlamento regional, y un director general, también elegido por mayoría de dos tercios y al que no se le señala techo de gasto, serán los gestores en solitario.

Los órganos de control quedan en manos de un Consejo Asesor (hasta ahora inoperante) y de un Consejo de Redacción que será elegido por el de Administración, en lugar de por los trabajadores de informativos.

Esta ley no es fruto del consenso ni del diálogo

Tanto la izquierda en el Parlamento regional, como el Comité de Empresa y organizaciones profesionales de la comunicación han mostrado su rechazo al nuevo modelo.

Pablo Padilla, diputado de Podemos: “Hoy vamos a firmar el acta de defunción de una buena ley”, ha dicho para pasar a asegurar que la norma que se aprueba “está igual de politizada” y que por eso Podemos está “radicalmente en contra”

Isaura Leal, diputada del PSOE: “el PP se ha limitado a dar la imagen de cambiar todo para, en realidad, dejar todo igual”. Entiende que la nueva norma no va a preservar “la independencia y la veracidad” y denunció lo que entiende es un desequilibrio entre la atribución que se da al director general en detrimento del Consejo de Administración.