Nuevas revelaciones de InfoLibre: Esperanza Aguirre permitió gastar sin control a los directivos que luego ejecutaron y se libraron del ERE de Telemadrid

infolibre_aguirre

Esperanza_Aguirre_Manuel_Soriano2Esperanza Aguirre facilitó en 2005 que los directivos del Ente Público Radio Televisión Madrid (los mismos que años después, en enero de 2013, ejecutaron el despido de 861 trabajadores con un ERE que ellos aprobaron y al que ellos sobrevivieron) pudieran gastar sin apenas control, cambiando la legislación entonces vigente para “flexibilizar” las competencias de contratación del Director General de la cadena. En aquel momento, Manuel Soriano, el antiguo jefe de prensa de la propia Esperanza Aguirre.

Así se desprende de lo publicado en el digital InfoLibre, que asegura que:

“El Gobierno de Esperanza Aguirre multiplicó por cuatro el límite máximo de contratación del director general de Telemadrid  sin la autorización previa del consejo de administración de la cadena pública. La capacidad de gasto del director general sin control del consejo era de 150.000 euros hasta el año 2005, y gracias a Aguirre pasó a ser de 600.000 euros. “

Este cambio legislativo se produjo, según InfoLibre:

“… apenas unos meses después de que el entonces presidente de Telemadrid, Álvaro Renedo, le enviara a la propia Aguirre en septiembre de 2004 un documento en el que denunciaba el descontrol en la contratación de varios programas. En el informe Renedo –como se le denominó dentro de Telemadrid–, se explicaba que la dirección de Telemadrid había vulnerado la ley de creación del ente porque varias adquisiciones de programas tendrían que haber sido aprobadas por el consejo, pues superaban el límite de 600.000 euros, según una información publicada en el diario El País en enero de 2013.”

El informe de Renedo que Esperanza Aguirre guardó en algún cajón, se basaba en una auditoria elaborada por la empresa Alpha Solutions en la que se advertía de que:

  “… la gestión del gasto no se controlaba porque todo era considerado urgente, no existía una mentalidad de ahorro de costes, se tomaban descisiones sin la transparencia adecuada, se ejecutaba el presupuesto sin una aprobación definitiva y se incrementaban los costes de manera innecesaria. En definitiva, el informe denunciaba una evidente falta de transparencia y de control del gasto.”

Pero es que además , según InfoLibre, en 2007 el Consejo de Administración del Ente Público Radio Televisión Madrid:

“… fue desposeído por la puerta de atrás de la potestad de autorizar los contratos de cantidades que superaran los 600.000 euros”.

Competencia que quedó en manos de una Comisión Delegada compuesta por el director general del ente, un representante del PP y otros dos de la oposición (PSOE e IU).

InfoLibre asegura haber consultado con “fuentes del Consejo de Administración” que reconocen que:

  “… el único papel que jugaba la comisión delegada era el de supervisar y detectar si las propuestas de gastos respondían a las exigencias legales. Si estaban bien presupuestadas a través de unos parámetros”.

InfoLibre añade que :

“… según esta versión no oficial de Telemadrid, la Comisión Delegada también se ocupaba de establecer las condiciones de duración de los programas, incluyendo clásulas de denuncia para los casos en los que no se cumplían las audiencias. Y estas mismas fuentes ponen como ejemplo el programa Madrid Opina, de la productora New Atlantis, vinculada con el periodista Erenesto Sáenz de Buruaga que al ver que su programa se interrumpía ‘montó un número’.

El “número” le sirvió a Buruaga para que New Atlantis, la productora vinculada a él, recibiera pagos fragmentados de contratos de Madrid Opina, pagos con caracter retroactivo por cada uno de los programas y otros pagos extraordinarios superando la barrera de los 600.000 euros y evitando así el control del Consejo de Administración. En total la productora de Buruaga recibió de Telemadrid 10,5 millones de euros.

Además de Buruaga, los grandes beneficiarios de esta “flexibilidad” de los directivos de Telemadrid  para gastar el dinero público fueron el productor Enrique Cerezo y el cineasta José Luis Garci.

Sus “benefactores”, Manuel Soriano (primero director general y luego presidente del Consejo de Administración) y el subdirector general Ángel Martín Vizcaino, se escudaron detrás de unas supuestas razones “razones económicas” para aprobar y ejecutar el ERE  y los injustos despidos de los trabajadores de radio Televisión Madrid. Ahora mismo, los dos siguen en el EPRTVM. Manuel Soriano como miembro del Consejo de Administración y Ángel Martín Vizcaíno como subdirector general. A ellos, como al resto de directivos del EPRTVM, no les afectan los EREs.

Leer mas…

infolibre.es: Aguirre facilitó el gasto sin control de sus cargos de confianza en Telemadrid

elpais.com: Desastre anunciado en Telemadrid