A pocos días del juicio: despedid@s de Telemadrid con el ánimo por todo lo alto

Queda muy poco para el juicio: el ánimo sigue muy alto. Tanto que un grupo de los 829 trabajadores expulsados de Telemadrid hemos subido a la Bola del Mundo para demostrarlo. Allí, en el emblemático y pionero emisor de señales televisivas y radiofónicas, hemos mostrado nuestra confianza en que se hará justicia. Lo damos por hecho: en la tan televisiva cumbre hemos brindado por los exiliados de Telemadrid.

Esperamos que, tras el juicio de los próximos 1 y 4 de marzo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid nos de la razón: somos víctimas de un despido colectivo partidista y no económico. La esperada sentencia, si es favorable a los trabajadores despojados de derechos, no hará más que subrayar algo de lo que la ciudadanía ya es consciente: nosotros tenemos la fuerza moral, la empresa y el gobierno de la Comunidad de Madrid no.

La subida a Bola del Mundo no es más ni menos que un símbolo, con toda la carga emotiva de los símbolos. Refleja la unidad que estamos manteniendo los profesionales expulsados. Indica que por mucha niebla que encontremos en el camino, aunque nos hundamos en las nieves del partidismo agresor y por mucho que el viento gélido sople de cara, llegaremos al final de nuestra lucha. Soportaremos esta borrasca confiados en la Justicia.

Si los tribunales sentencian la vuelta al trabajo, lo haremos con la misma energía con que hemos subido la cumbre. Trabajaremos entonces con el mismo entusiasmo con que hemos ideado, grabado, montado y postproducido el vídeo de la ascensión.

La lucha está siendo grata en muchos aspectos, pero sobre todo en uno: algunos compañeros nos estamos conociendo más a fondo, las acciones conjuntas están incrementando nuestra coordinación a la hora de trabajar. Si Telemadrid renace con nosotros de las cenizas de la intolerancia laboral, sabremos afrontar el reto con la dedicación de siempre, pero más unidos y fuertes que nunca. Que nadie tema nuestra vuelta. Sólo somos profesionales. A la injusta agresión recibida responderemos como sabemos: con trabajo.

José Frutos, periodista expulsado de Telemadrid